La planta de Gran Chaco funciona al 27% de su capacidad por falta de gas

Entre los meses de marzo y octubre de 2017, la producción de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en la planta separadora de líquidos Gran Chaco alcanza a un 27,25 por ciento en relación a su capacidad máxima, que es de 2.200 toneladas métricas por día (TMD) debido a la falta de gas natural y mercados de exportación.
Según información procesada por la Secretaría de Energías, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, en base a datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), en septiembre la planta sólo alcanzó una producción equivalente al 15 por ciento de su capacidad.
En tanto, en abril pasado, la planta Gran Chaco alcanzó una producción equivalente al 43 por ciento de su capacidad instalada que fue la más alta en los últimos ocho meses.
Esta situación, según el secretario de esa repartición, Herland Soliz, se originó en el mismo mes en el que la planta separadora de líquidos Río Grande dejó de operar por cuestiones de mantenimiento, lo que denota que existe desabastecimiento de gas para que ambas plantas operen en su máxima capacidad de forma simultánea.
Añadió que la puesta en marcha de la planta de urea y amoniaco implica otro volumen de gas, por lo que considera que cuando funcionen de las tres plantas al máximo de su capacidad, se pondrá en riesgo la exportación de gas a Brasil y Argentina.
Según el especialista en hidrocarburos Hugo Del Granado, YPFB tiene problemas en la captación de clientes porque, incluso, no pudo llegar a un acuerdo con la empresa argentina Refinor que manifestó su interés por comprar una importante cantidad de GLP boliviano.
Los Tiempos solicitó, en la unidad de comunicación de YPFB, una versión oficial respecto a la baja producción de la planta Gran Chaco, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.
El último reporte del Ministerio de Hidrocarburos da cuenta que el consumo interno alcanzó los 12,68 millones de metros cúbicos al día (MMm3d) que se suman a los 45,06 MMm3d destinados a la exportación. La producción de gas bordea los 55 MMm3d.
La producción acumulada de GLP entre las plantas de Gran Chaco y Río grande, durante los meses de marzo y octubre, alcanzó a 207.039 TM, con un promedio de 25.879 TM mensuales. De esa cantidad, aproximadamente un 37 por ciento fue destinado a la exportación y un 63 por ciento al mercado interno.
La planta separadora de líquidos de Río Grande, ubicada en el municipio de Cabezas de Santa Cruz, cuenta con una capacidad para producir 365 TMD de GLP, sin embargo, los datos en base a información de YPFB dan cuenta que en los últimos ocho meses su producción media alcanzó a un 84 por ciento.
La falta de mercados de exportación para el GLP es otro de los motivos por los cuales Gran Chaco no opera en su máxima capacidad, pues cree que YPFB no hace una buena oferta del producto industrializado a los mercados internacionales. Bolivia tiene un contrato de venta de GLP a Paraguay por 4 mil toneladas métricas.
A una similar conclusión llega el analista en hidrocarburos Hugo del Granado, quien considera que la estatal petrolera “está teniendo un problema serio de marketing”.
En una declaración anterior el especialista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, indicó que Bolivia tiene problemas para abastecer el consumo interno y el de exportación sin nuevos descubrimientos de yacimientos de gas.

SEPA MÁS
La planta puede procesar hasta 32,2 MMm3d
La Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco es una de las tres plantas más grandes de la región y tiene una capacidad para procesar 32,2 millones de metros cúbicos día de (MMmcd) de gas natural.

Los derivados que produce Gran Chaco
La planta puede producir 2.200 toneladas métricas día de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y 3.144 toneladas métricas día de etano, insumo principal para el proceso de industrialización de los hidrocarburos; además de 1.044 barriles de isopentano y 1.658 barriles diarios de gasolina natural.

690 millones de dólares
costó la construcción y puesta en marcha de la planta de Gran Chaco, una de las más grandes de Sudamérica.

b09.jpg

La planta de GLP de Río Grande que fue emplazada en Santa Cruz.
ABI

Regiones productoras exigen pago de regalías

El presidente del Consejo de Departamentos Productores de Hidrocarburos de Bolivia (Codephi), Herland Soliz, considera que en los últimos siete meses los departamentos de Tarija, Santa Cruz, Chuquisaca y Cochabamba dejaron de percibir alrededor de 250 millones de bolivianos por concepto de regalías.
“El gas natural que entra a Gran Chaco y se convierte en GLP, ¿por qué no los pagan como mercado interno si en realidad sale al mercado externo? Eso es lo que reclamamos los departamentos productores”, dijo Soliz.
La autoridad hizo referencia al artículo 351 de la Constitución Política del Estado que establece que las utilidades provenientes de la explotación o industrialización de los recursos naturales deben ser distribuidas entre las entidades territoriales.
Ante esta situación, anunció que el Codephi elaborará y socializará en las próximas semanas un proyecto de ley que contemple la distribución de recursos económicos provenientes de la industrialización.
“Al ser este tema una competencia privativa, sólo queda proponer un proyecto de ley, que estará listo en los próximos tres meses. Es una sorpresa que exista una ley para confiscar recursos, pero no una para distribuirlos”, dijo Soliz.

11-11-2017_gas_gran_chaco.pdf

Créditos: 

Los Tiempos

Descripción: 

Capacidad de funcionamiento.

ANÁLISIS

Se debe elevar la producción de la planta lo más rápido posible

ÁLVARO RÍOS
Especialista en hidrocarburos
La planta Gran Chaco fue concebida principalmente para separar productos de la corriente de gas natural como GLP (propano y butano) con una capacidad de 2,200 Toneladas Métricas (TM) y otros derivados como etano. La concepción que se tenía de la planta era la de utilizar el propano para una futura planta de polipropileno y etano para otra planta de polietileno. Mientras se concretaban estos dos proyectos se perfilaba exportar grandes cantidades de GLP a países vecinos.
La planta de polietileno no está en agenda y todo indica que la de polipropileno también esta demorada o postergada definitivamente, situación que no conocemos con exactitud. Empero, al no tener proyectadas las dos plantas de industrialización, creemos que se debe elevar lo más rápido posible la capacidad de la planta a por lo menos 1.800 a 2.000 TM de GLP por día. El análisis que podemos hacer a la fecha es que la planta inició actividades en septiembre de 2015 y con datos que se tiene a junio de 2017, la producción acumulada fue de 334.307 TM en 22 meses. Es decir, la planta fue operada a un 24 por ciento de su capacidad entre esas fechas, situación que debe remontarse para recuperar el gran capital invertido y costos operativos (OPEX) y tener rentabilidad y mejorar nuestras exportaciones.

Comparte
Síguenos en Facebook