Las protestas anteceden a Conferencia sobre Cambio Climático

Agencias
Alemania se presenta como un país líder en la lucha contra el calentamiento global. Sin embargo, los ambientalistas observan que este país obtiene el 40 por ciento de su electricidad de usinas a carbón. Y las autopistas alemanas son conocidas por no imponer un límite de velocidad a pesar de que las emisiones de los autos aumentan drásticamente a altas velocidades.

A causa de todo esto, un día antes de la conferencia de la ONU sobre el clima, miles de manifestantes reclamaron ayer en Bonn acciones más contundentes contra el calentamiento global, como el final del uso del carbón como combustible, principal fuente de producción de electricidad del mundo.

Bajo lemas como “Sí a la justicia climática, ¡no al carbón!”, los manifestantes empezaron a desfilar por el centro de la ex capital federal alemana, con destino a las afueras del lugar donde se celebrará la COP23, a orillas del Rin.

Según los convocantes, 25.000 personas participaron en la marcha, mientras que la Policía no aportó ningún conteo, remitiéndose a las cifras de la organización.

El acuerdo de París contra el calentamiento global, adoptado a finales de 2015 por la comunidad internacional, es “un rayo de esperanza”, reconocieron los organizadores. “Pero los gobiernos no hacen bastante para acabar con la crisis climática”, dijeron, unos días después de que la ONU publicara un informe alarmante sobre este tema.

En medio de la multitud, que portaba globos verdes y negros, Sabina Jaeger, una doctora de 59 años, había pasado tres horas en un tren para manifestarse. “Mi vida terminará pronto, pero hay que pensar en los niños, en esos que no tienen la suerte de nacer en un país rico”, destacó.

“Queremos salvar el planeta”, indicó por su parte Sabine, una mujer que llegó con sus hijas de 8 y 17 años desde Colonia, cerca de Bonn. “Estar aquí es lo único que podemos hacer. No sé si podemos cambiar las cosas, pero debemos intentarlo”, dijo.

El planeta experimenta un calentamiento de una rapidez inédita, relacionado con una concentración récord de CO2 en la atmósfera desde hace, al menos, 800.000 años.

Tres cuartas partes de las emisiones de gas de efecto invernadero se atribuyen a la combustión de recursos fósiles: petróleo, gas y carbón. Este último sigue siendo la principal fuente de producción de electricidad en el mundo.

Acerca de la conferencia

Los científicos detallaron que la Tierra está experimentando el período más caluroso de la historia de la civilización y que la mayor causa del aumento de la temperatura es la acción del hombre.

Entonces, la vigésimo tercera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23), que tendrá lugar en Bonn, Alemania, del 6 al 17 de noviembre, tiene como objetivo reforzar los compromisos tomados hace dos años en París.

La sede “física” de la conferencia será la de la convención marco sobre cambio climático de la ONU, la United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC).

Pero el “alma” del encuentro está en el corazón del Océano Pacífico: la presidencia, este año, le fue confiada a las Islas Fiji que, como las otras pequeñas islas, esperan de cada cita climática llevar a casa un umbral más alto de atención de la comunidad internacional.

CONTAMINACIÓN

CO2 en la atmósfera

La Organización Meteorológica Mundial ha advertido de que las concentraciones de CO2 en la atmósfera aumentó en 2016 a una velocidad récord y llegó al nivel más alto en 800.000 años, de modo que ha alertado de que los cambios bruscos en la atmósfera en los últimos años no tienen precedentes.

Protesta. Manifestantes llevan un globo en la manifestación “Marcha climática” en Bonn, Alemania. EFE

SEPA MÁS

¿Quiénes asisten a Bonn?

Unas 25.000 personas que serán presididas por el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama. Habrá participantes de 195 naciones, entre diplomáticos, científicos, cabilderos y ambientalistas.

¿Cuáles son los grandes temas de discusión?

Acordar pautas internacionales sobre la medición de las emisiones de carbón, evaluar sus logros y fijar nuevas metas para limitar las emisiones de carbón de 2020.

¿Por qué Bonn?

Por sus instalaciones para conferencias, además, es la sede de la agencia de la ONU.

PARTICIPACIÓN

SIN EEUU Y SIRIA

Esta será la primera COP sin Estados Unidos, después de que su presidente Donald Trump anunciase su decisión unilateral de salir de este acuerdo global, que han firmado más de 190 países.

Por tanto, sólo Siria y Estados Unidos permanecen al margen de la lucha contra el cambio climático, por razones muy diferentes. La primera por la pertinaz guerra y la segunda, por la voluntad política de su presidente.

OBJETIVO

Temas a tratar en la cumbre de Bonn

Se ha dado a conocer como ‘La Cumbre del Pacífico’ y se centrará en fomentar la sostenibilidad en todos los niveles de la sociedad.

Hace un llamado a la comunidad internacional para que Bonn se convierta en “una cumbre visionaria” para reafirmar la acción climática y pueda reflexionar a los demás países acerca de la importancia del cuidado del planeta.

Comparte
Síguenos en Facebook