Los Kirchner habrían simulado reservas hoteleras para blanquear dinero de comisiones de obras públicas

Llegó quince minutos antes, se sentó en el despacho del juez federal Julián Ercolini y, a diferencia de su madre, escuchó las acusaciones de lavado de capitales en su contra. Como hiciera ella la pasada semana, no contestó a ninguna pregunta, presentó un escrito para justificar lo que al fiscal y al magistrado les parece injustificable y pidió su sobreseimiento. El investigado con cita en el banquillo era el diputado Máximo Kirchner que, en una parte del pliego de descargo, escribió que su intervención en los hechos que le imputan fue «con estricto apego a la ley y con la transparencia que siempre caracterizó a todas las operaciones comerciales realizadas por nuestra familia».

La expresidenta tuiteó y subió a su web el documento completo con el comentario habitual de descalificación de la Justicia y del Gobierno, al que acusa de estar detrás de las múltiples querellas que tiene por corrupción y hasta traición a la patria. «Para amedrentar –tuiteó- y tapar el saqueo, hoy otra vez citan a Máximo Kirchner a declarar en Comodoro Py», dirección en la Buenos Aires de los Tribunales Federales.

El diputado por el Frente para la Victoria, la coalición fundada por sus padres que les llevó al poder durante 12 años, también protestó al asegurar que «han sido vulneradas de manera grosera las pautas más elementales que hacen al debido proceso legal». En esa línea, insiste que «todos los hechos» son «operaciones comerciales absolutamente lícitas». Entre los argumentos a los que recurre Máximo Kirchner recuerda la acusaciones de enriquecimiento ilícito donde sus padres fueron sobreseídos, aunque no mencionada que el juez que intervino, Norberto Oyarbide, tuvo que pedir su jubilación anticipada para evitar un juicio político en su contra.

A diferencia de lo que le sucedió al ex ministro de Planificación, Julio De Vido, abandonado y librado a su suerte por el clan Kirchner y los pesos pesados del kirchnerismo, el hijo de la expresidenta llegó a los tribunales acompañado de los leales (muchos imputados también) como el ex ministro de Economía, Axel Kicillof; el diputado Andrés, alias «El cuervo», Larroque y, entre otros, el ex secretario general de la Presidencia y referente de La Cámpora (organización ultra «K»), Eduardo alias «Wado» de Pedro.


La causa que se instruye contra el hijo de Cristina Fernández es la conocida como Hotesur, nombre de la sociedad a la que pertenece el hotel Alto Calafate. Allí presuntamente la familia alquilaba habitaciones todo el año a empresas de Lázaro Báez, cuyos trabajadores se encontraban a un centenar de kilómetros del hotel donde presuntamente pernoctaban. Ese sería el mecanismo utilizado por los Kirchner para blanquear capitales que, supuestamente, procederían de comisiones ilegales de obras públicas adjudicadas a dedo a Lázaro Báez, actual empresario preso que empezó como chico de los recados en el Banco de Santa Cruz, ascendió a cajero y de ahí fue ascendiendo a medida que Néstor y Crisitna Kirchner ocupaban cargos primero en la Gobernación de la provincia y después en la Presidencia de la nación.

También Florencia

Tanto Cristina Fernández como sus hijos están procesados y son investigados en diferentes causas judiciales. Florencia Kirchner, la menor, tendrá que declarar el miércoles en el marco de Hotesur.

Comparte
Síguenos en Facebook