OIEA advierte falta de equipo y personal para el Centro Nuclear

María Carballo  / La Paz
El jefe  de la División de Ciencias Físicas y Químicas del Organismo Internacional de Energía Atómica  (OIEA),  Danas Ridikas, advirtió ayer que Bolivia no cuenta con el personal capacitado ni el equipamiento para el funcionamiento del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear en El Alto.


El experto hizo estas apreciaciones durante la  clausura del taller “Situación de un nuevo proyecto de reactor de investigación en Bolivia”, que finalizó ayer en el hotel Camino Real.

Ridikas y otros expertos de la OIEA se reunieron  con autoridades de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, universidades y otras instituciones para verificar los avances del proyecto y si cuenta con los elementos necesarios para su emplazamiento en el Distrito 8 la ciudad de El Alto. 

La implementación del centro   tendrá un costo inicial de más de 370 millones de dólares. 

Ante las alertas planteadas por el experto, Luis Fernando Cáceres, director de Aplicaciones de ABEN, afirmó que el proyecto está en camino para concretarse y “no tiene retorno”.

El  especialista en reactores de investigación de la OIEA  accedió a una entrevista con Página Siete mediante un traductor.

En la exposición expresó que el Centro Nuclear está en riesgo de no ejecutarse porque no tendría un proyecto de factibilidad, personal capacitado que garantice la seguridad de la planta y los equipos necesarios, ¿por qué? 

Eso pasa todas las veces, en todos los proyectos. Bolivia está empezando en esta área, por lo tanto, no se debe esperar que desde ayer hasta hoy ya se tenga a la gente competente. Ya se los tiene trabajando (al personal) en todos los lugares que deben estar, eso toma mucho tiempo. 

Tomando en cuenta que si existen estas falencias, ¿qué se debe hacer en adelante? ¿Qué han recomendado?

Entrenar a la gente, capacitarla, que estén preparados y se tiene que identificar a las personas que están dispuestas a hacerse parte del proyecto e identificar las áreas de experticia que hacen falta en el país y reunir a toda esa gente con este tipo de trabajos y hacer que sean capacitados.

¿Qué pasa con el equipamiento de seguridad?

La planta (de energía nuclear) viene con todo el equipo de seguridad que le haga falta. Es una parte inseparable.

En el sistema que se instale se verá hacia adelante los procedimientos que deberán ser plasmados en los documentos para guiar, supervisar e implementar la cultura de seguridad.

La Agencia Boliviana de Energía Nuclear  ¿garantizó el equipamiento de seguridad?

Ellos necesitan más competencia (para garantizar el equipamiento), pero entendemos que ya está  eso. Ellos no tienen al personal competente en este momento; sin embargo, entendemos que éste es un tiempo de transición.

El contrato (con la empresa rusa Rosatom) ¿estaría en riesgo?

Eso es algo que nosotros no sabemos porque nunca hemos visto el contrato.

¿En qué tiempo calculan que se pueden resolver estas falencias de personal y equipamiento?

No hemos encontrado ningún problema, esos no son problemas ni falencias. Es normal encontrar (de esta manera) a un país que empieza con una tecnología nueva y que no está listo, ni preparado para asumir esto.

Entonces, ¿en qué tiempo consideran ustedes que se pueden resolver los temas de personal y equipamiento?

Sabiendo que son temas que hay que resolver, puede tomar entre tres a cinco años, pero hay que ir a paso a paso, implementando una estrategia y la construcción de la capacidad y planes. Así que hay dos puntos principales que hay que resolver, tanto la organización del operador y la implementación de un regulador que sean igualmente competentes tanto para operar como para supervisar y regular.

Si en estos tres a cinco años no se logran atender estos temas, ¿podría estar en riesgo la ejecución del proyecto? 

Simple, aunque   construyan (el centro) no  van a poder hacer funcionar, excepto que le pidan a gente competente que la ponga a funcionar.

ABEN  afirma que  se trata de un proyecto “sin retorno”

El director de Aplicaciones de la ABEN, Luis Fernando Cáceres, afirmó que pese a las observaciones que aún se deben resolver para la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, la ejecución del mismo va hacia adelante “sin retorno”.

“El contrato no está en riesgo, definitivamente no, está una decisión nacional y se ha firmado el contrato de septiembre y esto no tiene retorno”, aseveró.

Cáceres afirmó que los expertos de Libania, Jamaica y Argentina, en la reunión de evaluación de los avances del proyecto que sostuvieron, dejaron una serie de recomendaciones para resolver algunas falencias halladas y que más adelante la ABEN debe informar de cómo fueron solucionadas. “La OIEA es el que tiene que velar por el buen cumplimiento de estas recomendaciones. Todo eso está proyectado y va a ser definido en un lapso no mayor a tres meses, después vamos a tener el plan establecido claramente”, indicó.

Asimismo, aseguró que la ABEN coordina con organismos internacionales para garantizar la capacitación del personal que trabajará en el reactor nuclear. No obstante, no detalló cuándo empezarán éstas ni a cuántas personas está destinada. 

Sobre la garantía del equipamiento de seguridad, Cáceres respondió que “tenemos todo”. Agregó que la reunión de evaluación fue “exitosa” y que se vislumbran buenas señales para que el proyecto siga adelante. 

En 2015, el presidente Evo Morales anunció que este proyecto estará listo en cuatro años y contará con tecnología rusa. Un año después, los gobiernos de Bolivia y Rusia firmaron  acuerdos para su construcción.

Comparte
Síguenos en Facebook