Pago de aguinaldo cae en Bs 1.400 millones con relación a 2016 y expertos apuntan a creciente desempleo en el país

Las entidades empleadoras, tanto del sector público como del privado, destinarán cerca de Bs 4.200 millones para pagar el beneficio social del aguinaldo, cuyo desembolso es obligatorio cada fin de año. Pero esta cifra representa una caída de Bs 1.400 millones con relación al 2016. Para ese año según el Banco Central de Bolivia (BCB), por este beneficio se inyectaron cerca de Bs 5.600 millones a la economía.  

Llama la atención que la caída se dé pese que este año hubo un incremento salarial de 7%, mayor al 6% del 2016. Analistas consultados coinciden en que la bajada del pago demuestra una de las   peores señales de la desaceleración  económica: el aumento del desempleo en el país.

El expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Armando Méndez lamentó escuchar este dato y sostuvo que demuestra la disminución del empleo formal.

“Lamentablemente es una muy mala señal. Demuestra que  hubo despidos y que el sector privado no ha podido recuperarse, no puede. Las empresas han paralizado la generación de empleo formal”, afirmó Méndez. 

Ante el panorama, Méndez manifestó que el Gobierno debe tomar cartas en el asunto realizando medidas  de hecho, como dejar de lado incrementos excesivos en los salarios y desburocratizar la generación de empresas formales. “En Bolivia cuesta mucho hacer empresa por eso  abundan las unipersonales”, detalló.

Para el economista Carlos Schlink, esta reducción es una señal de que el desempleo se hace cada vez más evidente. Aseguró que incluso las empresas registradas formalmente han disminuido su actividad.

“El presidente (Evo Morales) lo ha dicho, se ha incrementado el desempleo por eso se han lanzados planes de empleos; el Gobierno está preocupado”, dijo.

Gasto estatal y privado

Para este año el Tesoro General de la Nación (TGN) fijó un presupuesto de  Bs 1.250 millones para el pago del aguinaldo en las instituciones públicas. 

Pero si toma en cuenta el conjunto de las entidades de niveles subnacionales, esa cifra sube a Bs 1.900 millones”, explicó ayer el viceministro de presupuesto, Jaime Durán. Con estos recursos se beneficiarán a cerca de 450.000 funcionarios públicos. 

“El incremento, en relación con el 2016, corresponde al aumento del incremento salarial que se dio en mayo de alrededor del 7%”, agregó la autoridad estatal.

El funcionario aseguró que estos recursos “están plenamente financiados como todos los años”.
El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, manifestó a EL DEBER que el sector privado formal eroga un aproximado de $us 330 millones al año por concepto de aguinaldo, que alcanza a la totalidad de sus empleados, sin considerar niveles ni antigüedad.

“Los empresarios aprovisionan el monto para este beneficio desde el inicio de la gestión, es decir, que se calcula siempre 13 pagos en el presupuesto de sueldos de personal, por lo que se recurre al crédito solo cuando la empresa tiene problemas de flujo a fin de año”, explicó Nostas.

Derecho laboral

El aguinaldo navideño es un derecho de los trabajadores instituido por la Ley General del Trabajo desde 1944. Alcanza a todos los trabajadores sin ninguna excepción. Incluso si no cumplió el año de trabajo, el obrero recibe el prorrateo que corresponde.
Según la CEPB, es uno de los pocos beneficios laborales que incluso es cumplido por muchos empleadores del sector informal, porque se ha asumido como una obligación social inalienable e irrenunciable.

Impacto económico

Pese a la disminución de este pago, Ronald Nostas señaló que el impacto en la sociedad a fin de año, llega a ser muy grande porque dinamiza la economía al incrementarse el consumo interno en muchas áreas.
Para el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, estos recursos “vienen muy bien al sector del comercio, turismo, gastronomía, para la producción nacional relacionada principalmente con los festejos de fin de año, pero una parte importante se va en la compra de bienes importados”.

Incluso aseguró que en el sector informal se suele hacer el pago del aguinaldo, pero no se reporta. Ocurre lo mismo en el caso de las trabajadoras del hogar, pero no se anota oficialmente.

“El sector empleador normalmente hace la provisión del caso, pero con toda seguridad habrá empresas que tendrán que recurrir a préstamos en caso de que su giro comercial no haya sido lo suficientemente alto como para honrar este compromiso”, matizó.

De acuerdo al Banco Central de Bolivia (BCB), en el 2016 el circulante por  fin de año llegaba a Bs 43.145 millones. Hasta  el 17 de noviembre, según este ente regulador, el dinero que circula en el país fue de Bs 42.550 millones. 

Hasta el 20 de diciembre

La directora general del Trabajo, Evelyn Vizcarra, recordó que el pago del aguinaldo de Navidad para los trabajadores tanto del sector privado como del sector público debe realizarse hasta el miércoles 20 de diciembre impostergablemente.

“El sector privado debe realizar hasta el día miércoles 20 de diciembre de 2017 impostergablemente, bajo sanción de pago doble en caso de incumplimiento”, dijo la autoridad.
Los beneficiarios del pago en el sector privado son las personas que trabajaron como mínimo tres meses del año.

“El sector público no cubrió la oferta laboral”
Germán Monia - analista

La disminución del aguinaldo se explica porque ha bajado la cantidad de trabajadores en el sector formal y ha habido una racionalización laboral: eso significa una reducción de sueldos.

Las empresas públicas y privadas se redujeron, por ejemplo: este año YPFB ha racionalizado su personal, no renovó el contrato a 400 consultores.

Hubo una reorganización administrativa y se busca mejorar su eficiencia y van elaborando un nuevo organigrama de la institución, buscando suprimir algunos puestos que no son necesarios en su estructura organizativa.

El sector público en la gestión 2017 no ha logrado cubrir la oferta laboral de los egresados de las principales universidades públicas y privadas, los jóvenes. 

Se han requerido menos profesionales, pese que el estado tiene una mayor participación en la economía. Además, el sector privado no ha podido crear nuevas fuentes de trabajo porque no hay expectativas de un mejor crecimiento económico en el país para este año, la proyección está por debajo del 4%. 



Comparte
Síguenos en Facebook