Por primera vez en Bolivia dictan sentencia de 30 años por caso de odio

Por primera vez en Bolivia sentencian en un caso de crimen de odio. El asesinato de la transexual, Dayana Kenya Zárate por su pareja se cometió el viernes 1 de abril de 2016, después de 19 meses un tribunal de justicia condenó a 30 años de cárcel al autor del crimen.

José Maria Zarate, quería ser Dayana Kenia, mujer transexual, pretendía someterse a una vaginoplastía. Había ahorrado jugando un pasanaku 5.000 dólares, los que habría recibido poco antes de ser asesinada y que desaparecieron después. Dayana Kenya fue torturada y degollada.

Según los reportes de ese tiempo fue encontrada en el baño de su rockola "Sensacional" en la zona Villa Primero de Mayo de la ciudad de Santa Cruz. La asesinó su pareja sentimental, Alejandro Vilca. Fue encontrada maniatada de pies y manos, con cortaduras en el cuerpo y quemaduras de cigarrillo en su rostro, al final fue degollada con una botella.

La justicia condenó hoy a 30 años de cárcel a Vilca. Según el abogado de la acusación, Víctor Hugo Vidangos, es la primera sentencia condenatoria por un crimen de odio.

La joven de 23 años era propietaria de un bar nocturno en esa ciudad. Lo contrató a Alejandro con quien mantuvo una relación, poco tiempo después éste llevó a otra muchacha a vivir con ellos haciéndola pasar por su hermana aunque, una vecina contó que, en realidad era su pareja.

En la noche del jueves, Dayana, dos mujeres y Alejandro se pusieron a consumir bebidas alcohólicas; según los testigos, por la madrugada del 1 de abril, ya en estado de ebriedad, Alejandro y Dayana discutieron, una de las jóvenes se retiró y según las investigaciones esa madrugada se habría cometido el crimen.

Saúl Antelo de la Asociación Civil de Desarrollo y Promoción Cultural Libertad, calificó como una "sentencia histórica" que la justicia haya condenado al autor del asesinato de Dayana. "Es un avance muy grande, la justicia al fin ha sentenciado por un caso de crimen de odio", sostuvo.

En Bolivia se cometieron al menos 72 casos de asesinatos a gay, transexuales, travestis, de los cuales 51 están en proceso judicial y ninguno con sentencia. Sobre el resto Antelo dijo que los familiares prefirieron no denunciar.

También destacó que esta sentencia marca "jurisprudencia" en el país para el movimiento de Lesbianas, Gay, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales.

Su madre, María Bustamante solo exigía justicia. Más aún cuando la Fiscalía había tipificado el caso como homicidio. Con lágrimas en los ojos, el 28 de septiembre, relató que nada iba a devolverle a su hija, pero por lo menos esperaba que su muerte no quede en la impunidad.

Comparte
Síguenos en Facebook