Producción real de gas natural genera polémica

A raíz de la falta de información técnica, tanto de YPFB como del Ministerio de Hidrocarburos, los analistas del sector consideran que la ausencia de transparencia en las cifras obliga a las autoridades del sector a minimizar las dificultades que enfrenta el país, en cuanto al cumplimiento de los contratos de exportación a Brasil y Argentina, además del suministro al mercado interno.

Ante las declaraciones vertidas en ese sentido por el experto Hugo del Granado, el ministro del área, Luis Alberto Sánchez, calificó ayer sus apreciaciones de “tendenciosas”, aunque tampoco ofreció cifras sobre la disponibilidad real del energético.

MAYOR DEMANDA

Hace un mes que Argentina ha demandado mayores envíos, ante lo cual las autoridades bolivianas han asumido un inexplicable silencio. Bolivia envía en promedio al vecino país entre 16 a 17 MMcd, según declaraciones del embajador argentino, Normando Álvarez.

Del Granado atribuyó las deficiencias de YPFB a la situación adversa que atraviesa el sector, ya que las reservas bajaron y la producción también. Al parecer, estos factores obedecen a una mala administración, de modo que esta realidad no sólo respondería a los precios del crudo en el mercado internacional.

En un artículo publicado por un medio de prensa de Cochabamba, del Granado recapituló la situación económica del país, y la desaceleración que registra el Producto Interno Bruto (PIB).

El especialista dijo que, “este desastre macroeconómico no puede ser atribuido sólo a la caída de precios, sino que también la producción que se fue para abajo”.


DATOS

“Las puntualizaciones anteriores ponen en evidencia que la producción de gas cayó de 61.34 MMM3/D el año 2014 a 56,6 MMM3/D el 2016 y a 53 MMM3/D el primer semestre de 2017, cuando la meta oficial previsa era producir 70 MMM3/D. La caída de la producción tampoco puede atribuirse a que Brasil haya comprado menos volúmenes, porque este fue un fenómeno reciente, concretamente del año pasado, en tanto quela producción empezó a caer a fines del año 2014”, señaló el analista en un artículo de opinión.

INDUSTRIALIZACIÓN

En este ámbito se suman –según Del Granado– las plantas de industrialización de urea y amoniaco, así como las separadoras de licuables, que no operan en su total capacidad, una de las causas sería la falta de gas, que es el energético para procesar ambas materias.

El experto Saúl Escalera, quien fue gerente de Industrialización de YPFB, no solamente admitió sus reparos sobre la producción de gas, sino dijo que la planta separadora de líquidos de Gran Chaco fue sobredimensionada, por lo que estaría operando a un tercio de su capacidad instalada, según otras fuentes privadas.

POSICIÓN DE RESERVAS

En cuanto a las reservas de gas natural, el experto Hugo del Granado indicó, que sólo se repuso las reservas en 2013, pero los siguientes años, 2014 a 2015, la situación cambió, no se registra incremento, aunque el ministro Luis Alberto Sánchez señaló que hay reservas del orden de 10,45 TCF sostuvo en la publicación.

Sánchez retrucó ayer las afirmaciones de Del Granado y le pidió que diferencie los conceptos de lo que es producción, capacidad de procesamiento en plantas y nominaciones de volúmenes de gas.

“Es por ello que la producción de gas natural está en función de las nominaciones del mercado, porque no tiene sentido producir más gas del que se necesita. La capacidad de procesamiento de gas es un concepto diferente. Bolivia tiene una capacidad de procesamiento de más de 104 millones de metros cúbicos día (MMmcd). Es más, tenemos gran capacidad de producción de pozos sin interconectar al sistema de procesamiento. En los próximos meses entrarán en producción efectiva”, aseguró la autoridad.


“Cumplimos con el mercado externo e interno”, señaló la autoridad de Estado, quien se reunirá con 17 ministros y 27 petroleras a partir del hoy en el Foro de Países Exportadores de Gas en Santa Cruz.

Sánchez afirmó, sin citar cifras que, “en la nueva coyuntura que atraviesa el sector hidrocarburífero y las políticas que se vinieron implementando desde el 2015, siempre hemos tenido capacidad de incorporar nuevas reservas de gas que nos permiten reponer el gas natural consumido e incrementar las reservas”.

Comparte
Síguenos en Facebook