Producción vitícola en Yacuiba supera las 700 toneladas de uva de mesa tempranera

La producción vitícola en las comunidades de Yacuiba, durante la gestión 2017, alcanzó a más de 700 toneladas de uva de mesa tempranera; de esa cantidad, más de 200 toneladas ya fueron comprometidas para los mercados del departamento de Santa Cruz a través de una comercializadora, otro porcentaje para otros mercados y para la venta directa del productor al consumidor en la Vendimia Chaqueña - 2017.

Miguel Canaviri, presidente de la Asociación de Viticultores (Asovit), afirmó que los productores tienen conformado un Comité de Comercialización para tomar contacto con mayoristas de Cochabamba, La Paz y Sucre, departamentos donde la uva chaqueña empieza a ser apreciada; sin embargo, reservan una cantidad considerable de uva para compartir con la población de la región en la Vendimia Chaqueña.


P U B L I C I D A D 


Uno de los factores principales para que la viticultura en el Chaco hay tenido buenos resultados fue el proceso de capacitación que les permitió, desde un punto cero, aprender el manejo correcto de los viñedos, la forma de combatir las plagas, la incorporación de innovaciones tecnológicas, la adaptación de distintas variedades de cultivos a la zona y, ahora, el proceso de transformación de la uva para darle valor agregado.

Uno de los primeros objetivos de los viticultores de la región es que la uva sea reconocida a nivel nacional e internacional; se trata, según explicó Canaviri, de posicionar en el mercado la marca “Uvas del Chaco”, no obstante, considerando que el Chaco está situado en el departamento de Tarija y por la calidad de uva que produce, hasta ahora, en muchos mercados es comercializada como producto de origen tarijeño.

Evaluando el desarrollo del rubro en la región, el presidente de Asovit comparó los resultados de la producción de la anterior gestión con la actual: en el 2016 la cosecha de uva alcanzó las 300 toneladas, pero en este año están superando el doble de esa cifra; lo que demuestra un crecimiento acelerado del sector, con el apoyo de entidades como el Gobierno Regional, Fautapo, Iniaf y otras entidades públicas.

En breve, el Gobierno Regional entregará las mallas antigranizo que permitirán a los productores proteger las parcelas, tanto de las precipitaciones pluviales como de los insectos que perjudican el desarrollo de los cultivos. “El apoyo de las autoridades genera resultados, es retribuida por el sector con el desarrollo de nuestra economía, la generación de fuentes de empleo y la dinamización del comercio”, añadió Canaviri.

PUBLICIDAD

Comparte
Síguenos en Facebook