Rastreo de submarino llega a 68% de 40 km y familias se querellan

La Armada Argentina anunció ayer que ya se rastrilló el 68% del perímetro reducido a 40 kilómetros y donde ahora se busca al submarino ARA San Juan, a 15 días de su desaparición en el oceáno Atlántico sur y que lleva consigo a 44 tripulantes.
Entre tanto, ocho familias de los  marineros perdidos en la embarcación anunciaron querellas contra la Armada.
Sin rastros
El operativo internacional para hallar al submarino desaparecido “ARA San Juan”, con 44 tripulantes, ya rastrilló el 68% del área de búsqueda en el Atlántico sur.
El área total de rastreo se redujo de 74 a 40 km de radio, en base a informaciones brindadas por Estados Unidos y Austria, así como a “cálculos matemáticos del rumbo y velocidad que había informado” el submarino en su último contacto, dijo Enrique Balbi durante su parte diario en Buenos Aires. Con la ayuda de buques y aeronaves de 18 países, la búsqueda se realiza a unos 450 kilómetros de las costas de la Patagonia, en una zona cuya profundidad varía entre los 200 y 1.000 metros.
“Es muy difícil estimar un valor preciso de cuándo vamos a llegar al 100%. Depende de la meteorología. Es lento el barrido”, afirmó Balbi.
Ayer llegó a la zona el buque “Sophie Siem”, que transporta un minisubmarino estadounidense que puede sumergirse hasta 610 metros y rescatar a 16 personas por vez. Junto con un sumergible ruso que llegará en los próximos días, este dispositivo será remolcado hasta el fondo del mar una vez que se localice al ARA San Juan, para determinar cuál es su situación y rescatar eventuales sobrevivientes.
Dos semanas después de su desaparición, sin embargo, las chances de hallar a los tripulantes con vida son escasas, coinciden expertos.
Familias se querellan
Luis Tagliapetra, padre de uno de los marinos que zarpó en el último viaje del ARA San Juan, viajó ayer hasta Caleta Olivia para reunirse con la jueza federal Marta Yañez, a cargo de la investigación abierta ante la desaparición del buque, acercarle documentación de interés para esa causa y pedirle que acepte como querellantes a él y a familiares de otros siete tripulantes del mismo buque.
“Queremos ayudar para salvaguardar todas las pruebas”, anticipó ayer en declaraciones al programa radial marplatense “Noticias & Protagonistas”.
Hizo hincapié en la importancia de evaluar todo tipo de documentación del buque “sobre mantenimiento y comunicaciones”.
El familiar sostiene que la Armada Argentina, en sus múltiples partes diarios que difunde desde hace más de 10 días, ha ocultado información. Hace referencia a la escasez de datos aportados en el inicio del caso y el detalle bien específico que se empezó a brindar en los últimos días, siempre reconocidos tras filtraciones en la prensa.

15 días lleva desaparecido. El submarino ARA San Juan perdió comunicación con la base naval de Mar del Plata el miércoles 15 de noviembre, al salir de Ushuaia.
Fuente: Los Tiempos
Comparte
Síguenos en Facebook