Ratifican la condena de 30 años a los pilotos colombianos por el bombardeo que mató a 17 civiles

(Sputnik) — La Corte Suprema de Justicia de Colombia ratificó la condena a 30 años a dos pilotos de la Fuerza Área culpables del bombardeo a un caserío en 1998 en el que murieron 17 civiles y otros 27 resultaron heridos.

El alto tribunal confirmó "la condena impuesta por el Tribunal Superior de Bogotá en 2011 al piloto César Romero Padilla y al copiloto Johan Jiménez Valencia" por el lanzamiento de una bomba sobre el caserío de Santodomingo, en el municipio de Tame, fronterizo con Venezuela, dice el fallo.

Los hechos ocurrieron el 13 de diciembre de 1998 cuando los pilotos dispararon una bomba tipo clúster (compuesta por seis bombas de fragmentación) desde un helicóptero tipo UH-1H en medio de una operación contra la entonces guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Los habitantes del caserío resultaron muertos y heridos por la bomba y no por la detonación de un explosivo artesanal de la guerrilla, como alego la defensa de los pilotos, dice el fallo.

Por este crimen de guerra, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano en 2012, pues el bombardeo violó el derecho a la vida y a la integridad personal y el deber de proteger a niños y niñas, ya que seis menores murieron por la detonación.

Lea también: Condenan a 22 años de prisión a coronel retirado por muerte de líder político colombiano

Tal sentencia ordenó brindar un tratamiento integral en salud a las víctimas y realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional, que se realizó el pasado 31 de agosto, luego de que un fallo de tutela de la Corte Constitucional obligara al Estado a cumplir con la condena del tribunal interamericano. 
Comparte
Síguenos en Facebook