Robaron 13,5 kilos de explosivos de la gigante cementera mexicana CEMEX

La cementera global mexicana Cemex denunció el robo de 13,5 kilos de explosivos y 10 metros de cordón detonante ante el ministerio público del municipio de Escobedo, en Monterrey.


Las autoridades municipales y estatales iniciaron la búsqueda del material y, hasta el momento, desconocen el móvil del robo.

El material de alto contenido explosivo estaba contenido en 30 piezas de boster, con 450 gramos cada una, que sería utilizado en la división de Agregados de la empresa para extraer piedra triturada, fundamental para obtener concreto y un compuesto que sirve como aditivo en las construcciones.

Cemex Agregados S.A. de C.V. interpuso la denuncia en la Unidad de Atención Inmediata Orientador número 1, adscrita al ministerio público del municipio de Escobedo, pero no se dio a conocer cómo y en dónde ocurrió el robo.


La denuncia presentada por la cementera ante la fiscalía de Monterrey

El comandante de la séptima zona militar, Agustín Radilla Suástegui, informó del hurto el 24 de noviembre al Procurador General de Justicia del estado de Nuevo León, Bernardo Jaime González Garza, y le solicitó coadyuvar con la localización del material explosivo.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones iniciaron la búsqueda de los explosivos, tras ser notificados por el secretario particular del procurador, Gerardo del Bosque González, el 27 de noviembre.

Hasta el momento las autoridades no han localizado los materiales explosivos de la compañía regiomontana, que en el país produce anualmente 30 millones de toneladas de cemento y que opera en más de cincuenta países.

En junio del año pasado, cinco hombres amagaron a dos guardias de seguridad y entraron a las instalaciones de Cemex en un ejido de Papantla, en el estado de Veracruz. Los sujetos se robaron una camioneta Pick Up Chevrolet Silverado, modelo 2013, un automóvil Volkswagen Vento 2014, una planta de soldar, un cargador de dos a 24 volts, 75 metros de cable para soldar, dos pulidores, un estuche de brocas, una pistola neumática de media y dos estuches de pinzas de presión.

Además, hurtaron equipo de seguridad de la empresa, un microondas, un tanque de gas y una máquina expendedora que se encontraban en las instalaciones.

En 2015, dos sujetos armados intentaron hurtar una camioneta Ford modelo F150 en una bodega de la compañía ubicada en Chilpancingo, Guerrero, pero tras amagar al velador, los presuntos delincuentes solo pudieron llevarse dos radios marca Ikon y un iPhone 5S.

Comparte
Síguenos en Facebook