Sevilla y Liverpool firman un 'loco' empate a tres que deja todas las opciones abiertas en Liga de Campeones

El Sevilla y el Liverpool empataron a tres este martes (0-3 al descanso) en la quinta fecha del Grupo E de la Liga de Campeones, después de un partido 'loco' con un tiempo para cada equipo, que deja todas las opciones abiertas para españoles e ingleses en la última fecha de cara a resolver su destino en la 'Champions'.

El conjunto del 'Toto' Berizzo, que necesitaba un triunfo para sellar su pase a octavos, vio cómo un estelar Roberto Firmino (dos goles y una asistencia) se erigió en protagonista de una fulgurante primera parte visitante (3-0), antes de que el Sevilla anotase tres goles en el segundo acto.

"Fue un gran partido, estoy realmente emocionado por lo que ha pasado, me alegro mucho por mis jugadores, por la reacción que tuvieron, por el orgullo que mostraron", dijo el técnico sevillista tras el encuentro.

El delantero brasileño del Liverpool sólo necesitó 80 segundos para enmudecer el estadio Sánchez Pizjuán. Los que transcurrieron desde el pitido inicial hasta su remate entrando solo en el segundo palo a la salida de un córner (2).

El Sevilla no se vino abajo por el tempranero gol, el más rápido de la historia del Liverpool en Liga de Campeones, y dispuso de sendas ocasiones de Nolito, al palo, y de Ben Yedder, que se escapó fuera por escasos centímetros.

Pero el Liverpool sacó de nuevo a relucir su artillería ofensiva en una jugada calcada al primer gol. Un balón al primer palo que peinó Firmino para que el senegalés Sadio Mané estableciese el 2-0 (22) de cabeza.

Firmino había podido anotar su segundo gol poco antes, pero el arquero hispalense Sergio Rico se impuso en el mano a mano.

Sí estuvo acertado el ex de Figueirense en el minuto 30 cuando anotó el tercero aprovechando un rechace a puerta vacía, que parecía decantar definitivamente el partido.

Reacción local

El descanso no sentó bien a los 'Reds' y un Sevilla espoleado redujo diferencias en el minuto 51 al cabecear Ben Yedder desde el primer palo un centro del argentino Éver Banega.

Un penal 9 minutos después hizo creer en la remontada. De nuevo Ben Yedder, después de repetir el penal por incursión en el área de un compañero antes del lanzamiento, puso al los andaluces a tiro de un gol del empate. Ese gol llegó al aprovechar el mexicano Guido Pizarro un balón suelto en el área en los estertores del choque (90+3).

"Tenía la sensación de que se podía remontar, lo sentía, no sé (cómo explicarlo)", explicó el bigoleador francés.

"El análisis del partido es sencillo. Un primer tiempo fantástico, después en el segundo cometimos el error de no jugar a fútbol. Debimos haber controlado el juego con la posesión del balón", reaccionó por su parte Klopp.

El Sevilla deberá no obstante ganar en la última fecha en Eslovenia a un desahuciado Maribor para asegurarse la clasificación. Aun perdiendo, los de Berizzo estarán en octavos siempre que el Spartak de Moscú no gane en Anfield. 

Comparte
Síguenos en Facebook