Un conscripto lucha para no quedar parapléjico en un hospital de El Alto

Un conscripto del Batallón de Infantería de Marina VI “Independencia”  con asiento en la población lacustre de Chua en el departamento de La  Paz, lucha hace cuatro meses internado en un hospital privado de El Alto, para no quedar parapléjico permanente.

El padre Lucio Félix Casilla informó que su hijo Abel Román (18) sufrió el 31 de julio de este año un accidente al caer de un camión militar, cuando en su calidad de estafeta del Comandante Villazón Roco, llevaba documentos oficiales rumbo a la población de de Tiquina.

Dijo que desde entonces permanece internado en el Hospital “Corazón de Jesús” de la Urbanización El Kenko en la ciudad de El Alto y durante tres meses el Ministerio de Defensa habría cubierto los gastos médicos y sin embargo hace un mes que dejó de pagar la atención de salud.

Explicó que en el último reporte médico, le informaron que su hijo “quedará parapléjico permanente”. Sin embargo él dice tener fotos donde se observa una evolución favorable porque en determinado momento hasta lograba sentarse.

Consultado por qué no lo internaron en el Hospital Militar Cossmil, manifestó que el comandante Villazón Roco pidió la mejor clínica y por ese motivo fue internado en El Kenko. “Ellos me han informado así pero yo tengo papeles que debía estar en Cossmil”, afirmó.

“Ahora mi queja... al ministro de Defensa, al hermano Evo Morales que se han olvidado de los medicamentos hace un mes. He llamado al Comando a la Armada, entre ellos nomás me dicen que a él llámale, a él llámale..., pero nunca me mandan para los medicamentos. Nosotros con nuestros recursos hemos comprado en este mes”, denunció.

Explicó que debido  a  que el Ministerio de Defensa no canceló la deuda de  130.000 bolivianos, el hospital ha cortado el servicio de fisioterapia y por ese motivo, acudió a la persona del Ministro para pedir ayuda y evitar que su hijo quede parapléjico.

El angustiado padre sospecha que hay algo oculto en el tratamiento de este caso, por lo que pidió a la Fiscalía de La Paz investigar, porque su hijo ya “no puede hablar”.

Comparte
Síguenos en Facebook