Un hombre contrata a un sicario para matar a su mujer sin saber que este era policía

Los hechos ocurrieron en 2015, pero el periodo de alegaciones ha desenterrado un caso de lo más surrealista. Andrew Gordon, de 53 años, se declaró culpable hace dos años de numerosos cargos, como solicitar la comisión de un delito grave o intimidar a un testigo. Y todo por un error de cálculo.

El suceso comenzó después de que Gordon y su esposa decidieran darse un tiempo tras 21 años de matrimonio. Al ver que la distancia mejoró notablemente su vida, la mujer le pidió el divorcio.

Gordon no se lo tomó bien, y después de que el juez le prohibiera acercarse a su hijo de trece años, decidió quitar a su mujer del medio. Gordon se puso en contacto con un conocido que tenía experiencia con armas para ayudarlo a encontrar un asesino a sueldo. Él le dijo que quería remediar una «molestia humana» y este conocido contactó con la policía.

Gordon se reunió con el policía el 19 de septiembre de 2014 en una pizzería local, proporcionándole el nombre, la foto y la biografía de su esposa. Se emplazaron para una segunda reunión en la que le haría el pago. En ese momento, Gordon fue arrestado.

En una audiencia en diciembre de ese mismo año, el abogado de Gordon, Robert Sheketoff, alegó que Gordon sufre de un trastorno obsesivo-compulsivo, por lo que cualquier interrupción en su rutina normal puede desencadenar un comportamiento extraño, como el acoso e intento de asesinato de su esposa.

De hecho, Gordon, que aún sigue enfrascado ene sta batalla legal, cometió varios actos de vandalismo contra su automóvil y luego destrozó otros autos en su complejo de apartamentos para despistar a la policía, explicaron las autoridades.

Comparte
Síguenos en Facebook