Urea llega cara a productores por costo de transporte

Las exigencias que deben cumplir los interesados en transportar la urea que produce Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en la planta de Bulo Bulo provocan un incremento de hasta un 100 por ciento en el costo del flete, situación que encarece el precio final del fertilizante utilizado principalmente por productores de caña, arroz, trigo y maíz.

Según el presidente de la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes (EEPAF), Remy Gonzales, el costo de transporte de una tonelada de urea desde Bulo Bulo hasta Montero, en un camión normal, es de 20 dólares, pero en los calificados por YPFB el mismo flete llega hasta 40 dólares. Además, indica que el precio facturado del fertilizante implica otro incremento de al menos un 6 por ciento.

Con estos aumentos, el quintal de urea que comercializa la EEPAF tiene un precio de 157 bolivianos, es decir, 40 bolivianos menos en relación a los 117 que cuesta la misma cantidad de fertilizante en la planta de Bulo Bulo. No obstante, el precio no deja de ser inferior en relación al producto que se importaba antes que oscilaba entre 250 y 280 bolivianos el quintal.

La planta de urea estaba planificada con un sistema de transporte por vía férrea hasta Montero, pero el proyecto alcanzó una ejecución del 65 por ciento cuando se realizó el acto oficial de inauguración.  

Al respecto, Marcelo Cruz, presidente de la Asociación del Transporte Pesado Internacional (Asociatrin), dijo que YPFB no acepta camiones cuya antigüedad supera los 15 años.

Otro de los requisitos es la inspección técnica del camión, no solamente la que realiza la Dirección de Tránsito, sino también una certificación otorgada por las empresas Ibnorca o Petrovisa. Según Cruz, el costo del certificado para que un camión pueda operar es de 100 dólares.

Añadió que el conductor debe contar con capacitaciones básicas de manejo defensivo y de extintores, primeros auxilios y plan de emergencia. Sin embargo, dijo que muchos no cuentan con los cursos y que Yacimientos tampoco ofreció esas capacitaciones.

El dirigente indicó que uno de cada 100 transportistas cumple en este momento con los requisitos para trasladar urea, por lo que la oferta de fletes es reducida. “Los agropecuarios en este momento nos han solicitado camiones, pero no podemos mandarles porque (en YPFB) son demasiado”, dijo, a tiempo de mencionar que en Bolivia existen alrededor de 17.000 unidades de transporte pesado nacional e internacional.

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (Cappo), Isidoro Barrientos, informó que su sector no accede al fertilizante en volúmenes mínimos.

65% fue el avance la ferrovía en el momento en que el Gobierno inauguró la planta de Bulo Bulo cuyo proyecto contemplaba un sistema de transporte.

Comparte
Síguenos en Facebook