AP abre expediente para expulsar a Lenín Moreno

Un sector del movimiento oficialista Alianza País (AP), afín al expresidente de Ecuador Rafael Correa, decidió ayer, durante una convención no autorizada, abrir un expediente para expulsar del grupo al jefe de Estado, Lenín Moreno.

El exgobernante lideró en una hostería en la ciudad de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador, la que llama la VII convención de AP, un movimiento cuyo control se disputa con el jefe de Estado, Lenín Moreno.

“La #VIIConvenciónPAIS, por unanimidad, aprueba la apertura del expediente en la Comisión Nacional de Ética para la expulsión del adherente @Lenin Moreno Garcés”, dice un mensaje en la cuenta oficial de AP, que es manejada por el ala correísta desde que se agudizó el pulso entre Correa y Moreno.

Y añade: “Vamos a fortalecer la Revolución, pero eso también significa hacer una DEPURACIÓN ¡La traición no puede estar en nuestras filas! #PAISconRafael”.

Correa, que es presidente vitalicio de la agrupación política, fue nombrado presidente de la cita que se desarrolló sin la presencia de un delegado del Consejo Nacional Electoral (CNE) y ante 4.000 seguidores, según constató Efe.

El pulso entre Correa y Moreno, que comenzó por temas políticos poco después de que Correa le entregara el poder a Moreno el pasado 24 de mayo, se agudizó cuando el actual gobernante se quejó de la “crítica” situación económica que había heredado.

Pero la situación se resquebrajó el pasado 31 de agosto, cuando el ala correísta de AP cesó como presidente del movimiento a Moreno, una acción que un tribunal penal anuló un día después.

CORREA ACLARA QUE NO NECESITAN VEEDOR

Ante la anunciada “convención”, las nuevas autoridades del CNE, designadas esta semana, preguntaron a la directiva de AP seleccionada por Moreno si habían convocado a la cita y su respuesta negativa evitó que el ente electoral envíe un delegado.

Pero Correa se amparó en el artículo 345 del Código de la Democracia, que -dijo- señala que se requiere del acompañamiento y de un veedor del CNE cuando se trata de convenciones “con fines electorales” internos y señaló que ese no era el objetivo.

“De todos modos, nosotros pedimos un veedor como cortesía, pero no nos lo dieron”, apuntó Correa al asegurar que la reunión que lideró en Esmeraldas y a la que se refirió como la VII convención del grupo, trata “asuntos internos” con lo que restó importancia a la ausencia del delegado.

PUBLICIDAD

Comparte
Síguenos en Facebook