El Gobierno dice que fue una elección judicial, no política

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, minimizó el alto porcentaje de votos nulos emitidos ayer, indicando que se trató de una elección judicial, no política, debido a que no participaron representantes del Gobierno o de otros partidos políticos.

“Hay que ver que muchos de los candidatos que serán designados como autoridades judiciales han logrado acumular hasta 250 mil votos. No son autoridades impuestas a dedo, en cuoteos políticos entre cuatro paredes”, dijo Romero, entrevistado por Notivisión.


P U B L I C I D A D 
Más antes, el vicepresidente, Álvaro García Linera, había declarado que el país podía darse por satisfecho si alguno de los candidatos lograba el cargo con más de 157 votos, que es el número de parlamentarios del anterior Congreso.

Romero agregó que en esta jornada “algunos políticos” trataron de dar al proceso un cariz contrario al Gobierno, cuando de lo que se trataba era de elegir a las autoridades judiciales. “Ustedes han visto, el Gobierno no ha divulgado un solo panfleto”, dijo.

“Tenemos que estar contentos una vez más se ha reafirmado la vocación democrática participativa, pacífica del pueblo boliviano”, explicó.

Afirmó que no se “empañó” la jornada electoral con ningún hecho delictuoso a pesar que se reportaron algunos hechos contravencionales que salieron fuera de control, como infringir el auto de buen gobierno.

El Ministro destacó también la masiva participación de la población que acudió a los recintos electorales a emitir su voto para elegir a las nuevas autoridades judiciales.

Ninguna otra autoridad o representante de Gobierno se pronunció una vez conocidos los resultados preliminares oficiales de votación.

POLÍTICOS Y ANALISTAS DICEN QUE ES UN “MENSAJE DURO”

Políticos y analistas se pronunciaron ante resultados parciales de las elecciones judiciales emitidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y aseguran que se trata de un duro mensaje para el Gobierno de Evo Morales.

Para  el analista Iván Arias, se trata de “un mensaje muy duro para el Gobierno, que tiene que rectificar y oír la voluntad popular (...), pero también es un llamado a la oposición de buscar una alternativa única de poder”, explicó, en entrevista con Anf.

El exministro del MAS Hugo Moldis admitió que el resultado de las elecciones debe merecer un profundo análisis, pero rechazó que tenga un carácter plebiscitario como pretende la oposición y consideró que todo hace ver que “primará el voto válido sobre el nulo y las autoridades serán electas”.  

Por su parte, el senador opositor Oscar Ortiz, dijo que  “70 por ciento de los bolivianos rechazaron en las elecciones judiciales el abuso de poder del Gobierno, la manipulación de la justicia y el fallo del Tribunal Constitucional”.

Primero se hará una evaluación

A primera hora de la tarde, la ministra de Comunicación Gisela López, anunció que el Gobierno recién evaluará las elecciones una vez que se conozcan los resultados oficiales.

La agencia estatal ABI resaltó que un tercio de la población eligió a los candidatos.

UNASUR DICE QUE SE TRATA DE UN PROCESO “ADMIRABLE”

La representantes de la Unión de Naciones Unidas Suramericanas (Unasur) , Yolimar Carrillo, consideró “admirable” el proceso de elecciones judiciales en Bolivia.

Según Carrillo, estas elecciones llaman la atención de personas en todo el mundo, quienes admiran el hecho de que se elija de manera popular y mediante el voto directo a las autoridades judiciales del país.

Agregó que el proceso es seguido por otros países de la región y el mundo con “ojos de expectativa”, pues se trata de unos comicios judiciales únicos en su tipo.

MISIONES DESTACAN NORMALIDAD DEL PROCESO DE VOTACIÓN

La coordinadora de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), Carmen Imbert, calificó ayer de “normal” las elecciones judiciales que se realizaron en Bolivia.

“Como Uniore, hemos visto todo de manera normal y habitual para un proceso electoral”, dijo.

Imbert destacó el proceso democrático que se desarrolló en Bolivia, porque, a su juicio, es único en el mundo y garantiza la participación de la población en la toma de decisiones. “Hay variables en otros países, pero no con la contundencia de este proceso”, manifestó.


OPINIÓN

María Teresa Zegada. Socióloga y analista política

El Gobierno debería ser más autocrítico

Primero debemos destacar que si en 2011, el porcentaje de votos nulo llegó al 47 por ciento, ahora superaron el 53 por ciento. En algunas ciudades, como Santa Cruz se llegó incluso al 60 por ciento.

Segundo, podemos interpretar el mensaje en dos sentidos: uno, es un mensaje claro del ciudadano de rechazo a esta forma de elección, donde los candidatos son desconocidos, además de que está demostrado que los anteriores no han hecho nada para reformar la justicia en seis años de gestión, y dos, es una votación contaminada por el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que autoriza una nueva repostulación del presidente Evo Morales, un fallo que no sólo vulnera la Constitución Política del Estado, sino la voluntad popular expresada en el referendo del 21 de febrero de 2016.

En cuanto al Gobierno, pienso que éste debería ser más autocrítico y leer mensaje que le da la población. El ministro Romero afirma que se trata de una elección judicial, cuando toda elección es política por naturaleza, y el vicepresidente afirma que 157 votos darían legitimidad a los candidatos electos, lo cual es una interpretación muy abusiva.

El Gobierno tendría que ver que hay un gran malestar ciudadano, y las expresiones creativas de anular el voto confirman el malestar ciudadano con el Gobierno, un mensaje que no deje ningún lugar a dudas.

PUBLICIDAD

Comparte
Síguenos en Facebook