El Valencia pierde su invicto y una gran ocasión de meter presión al Barça

EFE
El Valencia fue incapaz de aprovechar 65 minutos en superioridad numérica en el Coliseum Alfonso Pérez ante el Getafe y no supo sacar partido a la gran oportunidad que le había brindado el Barcelona al empatar con el Celta para meterle presión.

La primera derrota del conjunto de Marcelino García Toral no pudo ser más inoportuna y hasta inesperada. No por el nivel del Getafe, que volvió a ser ese conjunto luchador y con argumentos, sino por el hecho de que lo tuvo todo a favor cuando el uruguayo Mauro Arambarri fue expulsado a los 24 minutos por doble amonestación.

Los jugadores valencianistas carecieron del acierto de otros encuentros y no supieron desarbolar a un rival en inferioridad que no solo mantuvo el tipo atrás sino que además le buscó las cosquillas.

Para colmo de males valencianistas, un disparo desde fuera del área de Markel Bergara rozó en el muslo del brasileño Gabriel Paulista y despistó a su compatriota Neto. El 1-0 llegó a 24 minutos del final. Lo intentó el Valencia con todo menos claridad de ideas, pero el Getafe resistió el asedio y rubricó la primera derrota de la campaña liguera del equipo de Marcelino.

De poder ponerse a dos puntos del Barcelona, el Valencia está ahora a cinco y con tan solo uno más que el Atlético de Madrid –el gran beneficiado de esta jornada-, mientras que el Real Madrid y el Sevilla le ven a tres.

El cuadro getafense cada vez se acerca más a su objetivo de la permanencia e incluso vislumbra la zona europea, de la que está a dos puntos con la derrota del Villarreal en Leganés (3-1), que se sitúa a tan solo uno.

De nuevo, el equipo villarrealense volvió a sufrir una remontada. En Butarque, se aprovechó de una indecisión de la defensa para adelantarse por medio del joven Daniel Raba (m.60), pero no remató la faena y los hombres de Asier Garitano revirtieron el encuentro con dianas de Diego Rico (m.73) y del franco-marroquí Nabil El Zhar (m.81).

El brasileño Gabriel Pires puso la puntilla en la prolongación al cuadro amarillo, que enlazó su tercer partido sin ganar, con lo que da aire a sus perseguidores y aspirantes a los puestos europeos, a la par que se aleja aún más de la zona de la Liga de Campeones.

La UD Las Palmas, dirigida de forma interina por Paquito Ortiz tras la destitución de Pako Ayestarán, trasladó el estado de ansiedad al Betis de su extécnico Quique Setién, que volverá a vivir una semana difícil.

El conjunto canario, que llevaba nueve jornadas sin vencer, puso fin a su mala racha y ve la luz mientras que confirma la llegada del argentino Jorge Almirón. El Deportivo, que marca la salvación, está a dos puntos.

El gol de su compatriota Jonathan Calleri (m.19) pone más plomo en la escuadra verdiblanca, que lleva seis partidos sin ganar –cinco de Liga y uno de Copa, el que significó la eliminación ante el Cádiz- y lo peor es que continúa dando unas tremendas sensaciones de debilidad. Un balón de Joaquín Sánchez al palo al inicio del segundo tiempo pudo cambiar el decorado, pero ahí le faltó la suerte al equipo sevillano.

El Eibar continuó su recuperación a costa del Espanyol (3-1) y sumó su tercer triunfo consecutivo, lo que le acerca a la mitad de la tabla. Por contra, el bloque de Quique Sánchez Flores sigue sin encontrar el camino de la regularidad.

Kike García, al aprovechar un rechace del larguero tras una parada de Pau López, encarriló la victoria del conjunto eibarrés. La sentencia la pusieron Iván Alejo (m.38) y Joan Jordan (m.69), de penalti. El tanto espanyolista también lo consiguió un jugador local, Sergi Enrich, en propia meta (m.79).

La decimocuarta jornada se cierra este lunes con el encuentro entre el Girona y el colista Alavés, en el que debutará como técnico Abelardo Fernández, sustituto del italiano Gianni di Biasi.

Comparte
Síguenos en Facebook