Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Gobernación de Tarija espera empezar a pagar las facturas y planillas pendientes en los 33 proyectos contemplados dentro de la cartera incluida en los créditos privados autorizados por el Gobierno Nacional y la Asamblea Legislativa Departamental.


El secretario de Gestión Institucional, Rubén Ardaya, señaló que los contratos ya se encuentran en redacción para firmar los créditos con el Banco Bisa, de 102 millones de bolivianos, y con el Banco Unión de 69 millones de bolivianos.


P U B L I C I D A D 


“El Gobernador Adrián Oliva ha promulgado la Ley, ya hemos ido a reunirnos con el gerente del Banco Bisa y del Banco Unión, ya hemos mandado las cartas diciendo que ya hemos pasado estos temas prescriptivos de obtención del Registro de Inicio de Operaciones de Crédito privado (RIOCP) y la Ley de la Asamblea Departamental, ahora toca operativizar” indicó Ardaya. 

El secretario Ardaya indicó que los documentos deben elevarse a La Paz, a los directores nacionales que ya están al corriente de la operación. “Esperamos en tres días llegue, se firmen los contratos la primera semana de enero. Pasen por la notaría de Gobierno que afortunadamente depende de la Gobernación, así que vamos a protocolizar lo más rápido posible, y que estemos procediendo ya a los desembolsos en la primera quince de enero”.

Recursos de inversión

Se calcula que la economía tarijeña se ha contraído un 10 por ciento en este 2017 y que la tasa de desempleo se ha elevado hasta el 9 por ciento según calculan los empresarios privados. Con la inyección de recursos se espera recuperar el dinamismo enfocándolo a otros objetivos.

Ardaya indicó que ya se están empezando a desembolsar los recursos del fideicomiso de 99 millones de bolivianos que autorizó el Gobierno Nacional para pagar proyectos avanzados y que en Tarija se han utilizado para pagar algunos proyectos de las subgobernaciones.

En los próximos días, señaló Ardaya, que se podrán desembolsar los 171 millones de bolivianos autorizados por la Asamblea vía crédito privado. Los economistas señalan que no necesariamente repercutirá en la inflación, pero no hay que descuidarlo ya que la mayoría se destinarán a pagar deudas de largo plazo prácticamente amortizadas.

Accidentada aprobación

Después de casi dos semanas de tensión política entre la Gobernación, la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa y la Directiva del ente, finalmente se aprobó el proyecto consensuado con municipios, subgobernaciones y la Gobernación pese a las observaciones de la Cámara Departamental de la Construcción (Cadeco).

De los 102 millones otorgados por el Banco Bisa, 35 se destinarán a la Construcción de la ruta al Chaco, mientras que 25 lo harán para al asfaltado Choere – Palos Blancos en O´Connor. Este banco además financiará los 42,9 millones de bolivianos que se adeudan a empresas que se adjudicaron proyectos concurrentes en los municipios.

Mientras tanto, los 68,6 millones ofrecidos por el Banco Unión se destinarán al equipamiento del Hospital San Juan de Dios (17,6 millones), a la conclusión de la Piscina Olímpica (17,6 millones), al Banco de Sangre (1,5 millones), al Intraid (0,5 millones), a Implementar el riego tecnificado en Cercado (3,2 millones), al Complejo Deportivo en El Puente (8 millones) y al Asfaltado cruce panamericano – La Choza – San Isidro en Uriondo (10 millones).

Tarija rechaza dar por cerrado el Pacto Fiscal

El secretario de Gestión Institucional Rubén Ardaya indicó que en la Gobernación de Tarija se encuentran a la espera de que se convoque un Consejo Nacional de Autonomías Extraordinario para debatir los documentos técnicos armados por la comisión. “No hay Pato Fiscal, ya son cinco departamentos que lo precisan y mientras no se resuelva el tema de la coparticipación no se puede decir que haya un Pacto Fiscal. Nosotros no vamos a participar más si eso no se trata”.