Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Pablo Peralta M.  / La Paz
El embajador de Argentina, Normando Álvarez (NA), afirma que la cooperación  con Bolivia no cambió con la llegada de Evo Morales al poder; agregó que más bien el apoyo de Argentina se intensifica.  


P U B L I C I D A D 

En esta entrevista,  Álvarez, junto a Gonzalo Fernández (GF), secretario de  embajada, dan  detalles sobre el  respaldo que brinda su país.     

¿Cómo resumir la cooperación entre Bolivia y Argentina? 

NA: Podemos titularla como “una gran cooperación  de Argentina a Bolivia”, y  viene desde hace  tiempo.  Argentina tiene un sistema de cooperación que se llama FO.AR (Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular).

¿Cómo graficar el  apoyo?

NA: No es dinero. Argentina lo que hace es poner a disposición de Bolivia técnicos en áreas en las que a veces Argentina está más avanzada y que Bolivia posiblemente necesite. 

Tenemos un acuerdo en el que ambas cancillerías y el Viceministerio de Inversiones Públicas participan. En lo que hace a Bolivia, solicita cooperación en salud, agricultura, que son los temas  más importantes. También colaboramos, por ejemplo, con YPFB en el tema de cartografía.

¿Desde cuándo se da la cooperación con Bolivia?

GF: El FO.AR nace el 92, pero la cooperación con Bolivia viene desde el 71, cuando ambos gobiernos suscriben en Buenos Aires el Convenio de Cooperación Cultural, Científica y Técnica, que da inicio a una relación de cooperación, que luego se fortalece con el FO.AR a partir del  92.  Desde entonces  hasta el año pasado se realizaron 9.500 proyectos  en el mundo; se involucraron 6.500 expertos argentinos y extranjeros; participaron 2.000 instituciones cooperantes, tanto de Argentina como de los países que reciben la cooperación y que incluso le dan la cooperación a Argentina; y estuvieron involucrados 70 países de América Latina, el Caribe, África y Asia, pero principalmente es América Latina y África.  

Con la llegada de Evo al poder, que implicó un cambio en el Estado ¿Cambió la cooperación?

NA: No ha cambiado. Al contrario, se está intensificando. Bolivia creció en algunos segmentos de su producción. Entonces, eso hace que necesite colaboración, por ejemplo, en temas de agricultura.

La agricultura argentina tiene más de 100 años. En los primeros años del siglo XX, inclusive se decía que Argentina era el granero del mundo, porque exportaba trigo, girasol y mucha carne. Eso nos da experiencia centenaria. La agricultura de Bolivia  creció en estos años, la soya, el trigo...  Argentina tiene organismos como el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), y otros que  conocen y colaboran.

A partir del crecimiento de la agricultura en Bolivia, por ejemplo, está la deforestación; y hace poco llegó la plaga de langostas que perjudicó también a Argentina y Paraguay. Entonces, Argentina colaboró cuando surgió la plaga, cerca de Tarija y Santa Cruz.  A pedido de Bolivia, creamos un proyecto dentro del FO.AR y Argentina envió a la semana técnicos del INTA, del Senasa, y se armó un buen trabajo y ahora se colabora de una manera tripartita entre Argentina, Bolivia y Paraguay.

¿Cuántos proyectos están en curso? ¿Cuáles son  prioritarios?

GF: Los proyectos son 16. No hay uno por encima del otro. Los 16 son prioritarios, porque esa prioridad la fija el Gobierno boliviano. Argentina da cooperación en las áreas de interés para el Estado boliviano. Nosotros no decimos dónde vamos a cooperar,  es el Estado boliviano, que cuando fija el programa de desarrollo económico social o la agenda patriótica, que establece   ejes temáticos prioritarios, y es cuando se solicita la cooperación a  Argentina y Argentina ahí evalúa si puede o no  responder a esa solicitud. 

La cartera de proyectos es diversificada. Tenemos ejes temáticos estratégicos tanto para Bolivia como para  Argentina. Tenemos un proyecto  interesante que es en DDHH, con el tema de la capacitación de personal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para la búsqueda de restos morales.

¿Cuál es el avance del proyecto que involucra la búsqueda de Marcelo Quiroga Santa Cruz?

GF: En cuanto a lo que es resultados hasta ahora no se han dado, respecto de la búsqueda de restos mortales. Los resultados del proyecto se están dando en lo que es capacitación del IDIF, de fiscales, porque  en Cochabamba hubo un seminario presidido por Silvana Turner, del Equipo Argentino de Antropología Forense, para más de 40 oficiales de justicia, entre ellos fiscales,   peritos forenses, donde ella les transmitió el conocimiento de cómo actuar, trabajar frente a este tipo de casos, en los que se busca y se encuentran restos morales, etc. En ese sentido, el proyecto está avanzando muy bien.

¿Cuál es el fin último?

NA: Es formar técnicos de Bolivia. No es que los expertos argentinos se van a quedar aquí, los proyectos tienen en términos dos años. Lo que se hace en ese tema -como en todos los proyectos- es formar técnicos bolivianos.  Por eso es muy bueno este proyecto, por eso es una de las mejores cosas que tiene nuestro país, que  en general siempre es abierto y solidario, aunque a veces se nos critica por muchas cosas, pero es un país generoso en un montón  de cosas. 

7/TENDENCIAS/carousel