La falta de certificación de reservas frena negocios para la venta de gas

La falta de certificación de las reservas de gas impide al país iniciar negociaciones serias con los países vecinos para la exportación de la materia prima, según especialistas consultados por este medio.


En la última certificación de las reservas de gas que se realizó en 2013, se reportó 9,9 trillones de trillones de pies cúbicos (TCFs por sus siglas en inglés) acumulados. El especialista en hidrocarburos Bernardo Prado sostuvo que si se calcula el consumo interno y los volúmenes de exportación, al año se gastó alrededor de 0,8 TCFs, lo que desde 2013 sumaría 3,2 TCFs aproximadamente. Con esos datos a la fecha quedarían alrededor de 6 TCFs sin tomar en cuenta nuevos hallazgos.

“La certificación de las reservas son el equivalente a las cartas de presentación del país para darse a conocer o garantizar su estatus de proveedor serio de gas. La normativa establece que cada año se realice este estudio, pero lamentablemente, la última certificación data de diciembre de 2013”, manifestó Prado.

Por su parte el especialista en hidrocarburos Hugo del Granado afirmó que para que Bolivia negocie la venta de gas a otros países debe demostrar la existencia de lo que está ofertando. “En la medida en que no hay seguridad de la existencia (del gas) las condiciones de negociación son negativas para el vendedor”, sostuvo.

Añadió que a esa situación se suma que el Gobierno implementa una serie de políticas como la industrialización del gas, la distribución del gas domiciliario y el cambio de la matriz energética, sin saber la cantidad de reservas con las que cuenta.

Del Granado también criticó el hermetismo que existe por parte del Gobierno sobre la información de la contratación de la certificadora.

La empresa que se adjudique el trabajo para la certificación de las reservas deberá contar con información geofísica y geológica de las áreas tradicionales y no tradicionales del país. Si cuenta con toda la documentación el proceso demoraría meses, pero si le ponen trabas podría demorar hasta un año.

“El tiempo que va a demorar va a depender mucho de la disponibilidad de toda esta información por un lado y, por otro lado, de la experiencia que tenga la empresa que va a realizar este tipo de estudio”, dijo Prado.

DATOS

El proceso costará 3 millones de dólares. El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) contratará a la empresa certificadora a través de una adjudicación directa por licitación, por un valor estimado de 3 millones de dólares.

Se faltó a la Ley 3740 desde 2013. Ley 3740 del 31 de agosto de 2007 de Desarrollo Sostenible del sector Hidrocarburos establece la obligación de certificar reservas hidrocarburíferas hasta el 31 de marzo de cada año, lo cual no se habría cumplido desde 2013.

El Gobierno cree que existen 10 TCFs de reservas. Según el Gobierno, actualmente se cuenta en el país con reservas cuantificadas en 10 trillones de pies cúbicos (TCFs).

Comparte
Síguenos en Facebook