La justicia argentina dicta prisión preventiva para el hermano mayor de Messi

La justicia argentina ha dictado este domingo prisión preventiva para Matías Horacio Messi, el hermano mayor del jugador del Barça Leo Messi, investigado por portar sin permiso un arma de fuego, una pistola calibre 380 con munición. Sin embargo, al menos hasta el 23 de diciembre no entrará en prisión: hasta ese día estará bajo custodia policial en el Sanatorio Parque de Rosario, en donde se recupera del accidente que sufrió el pasado jueves a bordo de una lancha en la que navegaba por el río Paraná, al sur de Rosario, la tercera ciudad más poblada de Argentina. Además, la defensa del hermano de la estrella del Barcelona puede recurrir la decisión del juez, propuesta también por la Fiscalía, para cambiar el lugar donde cumplirá la prisión preventiva una vez reciba el alta.


El delito por el que está juzgado el hermano de Messi —portación de arma de fuego de guerra— está penado con penas de cárcel que van desde los tres años y medio hasta los ocho años y medio. Matías Messi conocido por sus relaciones con los bajos fondos de Rosario, atracó el pasado jueves con una lancha en el club de pescadores de la localidad argentina de Fighiera con el rostro ensangrentado y presentando diversos cortes. Al vigilante privado que le vio en ese momento le dijo que había chocado contra un banco de arena mientras navegaba por el río Paraná y que eso le había causado los cortes que presentaba en el rostro. La explicación no convenció al guardia, que al comprobar que la cubierta de la lancha estaba llena de restos de sangre avisó a las autoridades.

La policía acudió al lugar de los hechos e inspeccionó detalladamente la embarcación donde encontraron la pistola, similar a la que ya le habían incautado anteriormente por carecer de permiso. Además, comprobaron que la sangre que manchaba la embarcación por todas partes no coincidía con las supuestas versiones del hermano del futbolista y pusieron en marcha las diligencias para volver a localizar a Matías Messi ante la sospecha de que en la motora viajara otra persona y hubiera podido producirse un crimen.

En un principio se activó una orden de busca y captura contra Matías Messi ante la imposibilidad de encontrarle en su domicilio. No se descartó que la ausencia del sospechoso se pudiera deber a otras causas, pero también se barajó la posibilidad de que el hermano del futbolista del Barcelona se encontrara huido para evitar posibles ajustes de cuentas tras el incidente. La noticia corrió como la pólvora en los medios de comunicación argentinos, pero él no se presentó en ninguna comisaría y eso motivó una orden de busca y captura. Además, el barco en el que viajaba no tiene matrícula y se encuentra en situación ilegal.
Estado de la lancha en la que llegó Matías Messi al puerto deportivo de Fighiera, próximo a Rosario.
Estado de la lancha en la que llegó Matías Messi al puerto deportivo de Fighiera, próximo a Rosario. TWITTER

La familia Messi emitió entonces un comunicado para defenderse de las acusaciones: "Ante la falsedad de las informaciones publicadas por algunos medios en las últimas horas, la familia Messi Cuccitini desea aclarar: Matías Messi Cuccitini sufrió este jueves un accidente en Fighiera, al sur de Rosario, cuando la lancha en la que navegaba, con motor Mercury 115, chocó con un barco de arena, impactando contra el parabrisas y sufriendo fracturas en la mandíbula y el paladar, así como múltiples cortes en la cara. Tras ser trasladado al hospital, Matías se encuentra en terapia bajo observación de cara a ser operado del maxilar superior y la mandíbula así como someterse a la reconstrucción del labio. Afortunadamente, cualquier daño neurológico ha sido descartado". El comunicado concluía señalando que "la familia niega la existencia de un arma en la embarcación, siendo totalmente falsas las informaciones al respecto". 

No es la primera vez que el hermano mayor de Messi, de 35 años, se enfrenta a situaciones comprometidas que rozan los límites de la ley. El pasado mes de agosto su Audi A5 se estrelló contra un camión de reparto en extrañas circunstancias. Hace un par de años se hicieron públicas distintas imágenes en las que se le veía rodeado de narcotraficantes del clan rosarino de Los Monos y en 2011 la casa familiar fue tiroteada, sin llegar a aclararse el motivo.

Comparte
Síguenos en Facebook