Los asombrosos «superpoderes» de las personas pelirrojas

Probablemente haya algún pelirrojo en tu lugar de trabajo, tal vez lo había en tu instituto o quizá hayas tenido algún vecino que lo fuese; pero son relativamente poco comunes. No representan más que un 2% de la población mundial. Por eso sus peculiares rasgos son siempre objeto de atención: el pelo naranja, las pecas, los ojos generalmente claros. Emma Stone, Christina Hendricks, Ed Sheeran o Enrique de Gales son algunos de los más famosos de la actualidad. También ellos podrían disfrutar de los «superpoderes» de los pelirrojos.

En el blog ShortList han recopilado las conclusiones de unos cuantos estudios sobre las personas con estas características. Algunos de ellos son ciertamente increíbles y te harán mirar de otro modo a tus conocidos con el cabello del color del fuego. Por ejemplo, una investigación realizada en la Universidad McGill (Montreal, Canadá) en el año 2003 desveló que las mujeres pelirrojas son capaces de soportar hasta un 25% más de dolor que las demás. O lo que es lo mismo: son mucho más fuertes que la media.

Eso no es todo. En la Universidad de Louisville (Kentucky, Estados Unidos) determinaron que es necesario un 20% más de anestesia para «noquear» a un pelirrojo. Algo muy similar sucede con otro anestésico local como la novocaína, también llamada procaína. Además, los pelirrojos necesitan menos vitamina D porque la generan mucho más deprisa, algo que hace que tengan menos posibilidades de padecer enfermedades como raquitismo, diabetes o artritis.

No todo es positivo: ser pelirrojo también tiene sus inconvenientes. La variación del gen MC1R que provoca que su pelo sea naranja también les hace considerablemente más sensibles que los demás a las temperaturas extremas. Esto quiere decir que sufren terribles agobios cuando hace calor y que sienten que se congelan si hace frío. Se trata del peaje que tienen que pagar por ser distintos y especiales. Tal como dice la escritora Erin La Rosa en su libro monográfico sobre los pelirrojos, «son los unicornios del mundo humano».

Comparte
Síguenos en Facebook