Mujeres y jóvenes articulan la resistencia a “Evo vitalicio”

Lorena Rojas Paz / La Paz
En  al menos cuatro ciudades del país,  mujeres y jóvenes articulan la resistencia en contra del  fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que habilitó al presidente Evo Morales como candidato de por vida. Las urbes desde donde se da esta emergencia son Santa Cruz,  La Paz,  Tarija y  El Alto. 

Los movimientos nacieron a raíz del fallo de la reelección. Quienes integran esos grupos y plataformas coinciden en que el principal  objetivo que tienen  es que se  anule ese veredicto.  “Luego del fallo que dictó el TCP  sobre la reelección del presidente Evo Morales hemos ido a marchar al día siguiente”, comentó un  activista.


P U B L I C I D A D 
Las acciones que despliegan en busca de consumar su meta  van desde la firma de actas contra la sentencia hasta iniciativas curiosas como la de presentarse con huevos  ante la sede de la Cainco para exigir  un paro cívico.  

Kuña Mbarete

Kuña Mbarete (Mujer Fuerte en guaraní) es una organización de mujeres con alcance nacional. Hasta anoche su página de Facebook contaba con 185.807 integrantes.  Entre las actividades que anuncian en contra del fallo están  movilizaciones en los distintos departamentos del país y hasta  campañas cibernéticas.  

“Al raíz del fallo, se salió a las calles, y nos autoconvocamos las mujeres. Vamos a mantener movimientos de protesta pacíficas  para presionar al TCP para que revoque ese fallo  que violenta la CPE”, comentó una de las integrantes. 

Entre las protestas que llevaron adelante están   las “manifestaciones pacíficas”, como la que realizaron  el martes en cercanías a la sede de la  Cainco, donde  llevaron huevos y carteles en los que se leía “¡Por si les falta!”, como una forma de exigir que el empresariado cruceño apoye un paro cívico contra el fallo del TCP.  “Consideramos que les falta para tomar decisiones importantes”, contó la activista   María Belén Mendivil. 

En El Alto, jóvenes con edades desde los 16 hasta  los 28 años se organizaron  en colectivos con el objetivo de pronunciarse en contra la sentencia del TCP. “Somos una plataforma que está conformada por organizaciones juveniles, por agrupaciones, que dentro está el Concejo Municipal de la Juventud y otras organizaciones juveniles de otros distritos de El Alto”, afirmó  John Manríquez. 

El activista afirmó  que  el objetivo del movimiento  es el   cambiar el panorama político de Bolivia: “Creemos que nosotros tenemos el deber de cambiar el panorama en el país que aqueja a toda la población”, mencionó.  

Entre las actividades que planean realizar están la de   presentarse en medios de comunicación,  “socializar entre los ciudadanos los abusos del Gobierno”  hasta llevar adelante  marchas y movilizaciones pacíficas.

La plataforma juvenil de Tarija está organizada por universitarios e independientes, entre otros.   “Somos jóvenes que luchamos por la democracia y la igualdad de derechos”, explicó la coordinadora de la plataforma, Daniela Rojas.

Entre las acciones que tomarán  están las  movilizaciones en las plazas de Tarija, “el llenado de libro de actas  en contra el fallo y en defensa de la democracia” (las rúbricas también  serán usadas para demandas internacionales), y  el encendido de luces en árboles, como símbolos de la democracia.

En La Paz toma forma Revolución Juvenil (con alcance en  El Alto, Santa Cruz y Tarija). Desde esa plataforma  se convoca a los jóvenes a sumarse en favor de la democracia. Entre las acciones que alistan están  marchas y los llamados a conformar “mesas de unidad”.

“Nos estamos preparando, nos estamos organizando porque esto es una lucha social”, comentó la activista Carla Casas.

PUBLICIDAD

Comparte
Síguenos en Facebook