Reaparece la cuenta de Julian Assange de Twitter tras horas fuera de servicio

La cuenta de Twitter del ciberactivista Julian Assange ha desaparecido temporalmente de la red este lunes, para volver a revivir por la tarde. La búsqueda de su perfil, durante el tiempo en que duró la desaparición, conducía a una página "que no existe", según el mensaje de la red social. Hace apenas seis días el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró que Assange, refugiado desde hace cinco años en el Embajada ecuatoriana en Londres firmó un "compromiso" de no inmiscuirse en la crisis desatada en Cataluña por el referéndum secesionista del 1 de octubre porque "su condición de asilado no le permite opinar" sobre la política ecuatoriana ni de países amigos. A primeras horas de la noche de este lunes, la cuenta de Assange era nuevamente visitable.


Assange fue muy activo en los días anteriores y posteriores al 1-O, a pesar de que el propio Moreno le había dirigido una advertencia pública en septiembre, e incluso llegó a reunirse con un colaborador del expresidente Carles Puigdemont en la embajada ecuatoriana en Londres. Ello motivó gestiones de las autoridades españolas y la exigencia de Ecuador de cesar en esas actividades.

Resultado de la búsqueda del perfil de Julian Assange en Twitter.

Lenín Moreno evitó opinar sobre la crisis abierta en Cataluña, argumentando que él cree "en la autodeterminación", es decir, "en que cada pueblo tiene derecho a solucionar sus problemas" sin que nadie intervenga "en la casa del vecino".

A finales de septiembre, el fundador de Wikileaks defendió en una videoconferencia en Barcelona que la consulta ilegal debía ser un ejemplo a seguir para “todas las sociedades de Occidente”. Este choque entre los catalanes con el Estado español es un hecho determinante en la historia de Occidente”, dijo Assange, que no dudó en comparar la actuación de las fuerzas del Estado para desactivar el 1-O con la represión del régimen del Partido Comunista de China. De hecho, Assange advirtió que la movilización del independentismo en Cataluña debe repetirse en otros países para evitar que el modelo autoritario chino se consolide en Occidente.

Comparte
Síguenos en Facebook