Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los peligros de fuga y obstaculización para no someterse al proceso por el que fue querellado están latentes fueron los fundamentos de la Fiscalía por los que el juez Segundo en lo Penal determinó la detención en la cárcel de Morros Blancos para el conductor del motorizado que, en estado de ebriedad, colisionó con un minibús tripulado por una familia.

Según informó el fiscal de materia del Ministerio Público, Miguel Tapia, a las 20:50 del lunes pasado, un motorizado inscrito en una empresa de radio móvil, cuyo conductor se encontraba en estado de ebriedad, ha colisionado en la diagonal izquierda a un minibús por inmediaciones de la intersección de las calles Mejillones y 26 de Mayo.

“El ahora imputado invadió carril y ha sido causante de este hecho en el que habrían resultado heridas las personas que estaban dentro del minibús (…) el conductor de 35 años presenta fracturas en las extremidades inferiores y el menor de edad (su hijo de 4 años) sufrió una fractura en el brazo izquierdo”, señaló.

Un familiar de los heridos, que prefirió guardar en reserva su identidad, recordó que las víctimas se dirigían a repartir pan a tiendas de barrio, como todos los días, negocio con el cual subsisten e incluso tienen una deuda con un banco para comprar su motorizado, ya que antes tomaban prestado uno.


Según Tapia, el conductor del minibús presenta 150 días de incapacidad corporal, lo que equivale a lesiones gravísimas; el niño presenta 40, en virtud de estos elementos y considerando que no existen las garantías suficientes para que se someta al proceso, el juez de turno determinó la detención preventiva.

Piden cooperación

La suegra del panadero contó que la víctima presenta la pierna “rota”, también su nieto, por lo que continúan con los gastos para restablecerlos, ya que el encausado, su familia e incluso la empresa de radio móvil donde trabaja no quisieron coadyuvar con los gastos, más al contrario, ignoraron a la víctima y se dedicaron a tratar de sacar libre al apresado.


“Hemos gastado 7.000 bolivianos para que le operen, necesitamos ayuda, no tiene familia mi yerno, somos nosotros su único apoyo, el que le hizo esto nos dijo que no dará nada; (las víctimas) deben al banco y ahora encima debemos conseguir 20.000 bolivianos, que es lo que nos va costar para comprar medicamentos y las cirugías”, refirió.

La familia de los heridos acude a la solidaridad de la ciudadanía para ayudarles en los gastos, por lo que pidieron que les colaboren comunicándose al celular 78227539.

El Ministerio Público hizo la solicitud para la reparación del daño personal y material, esta disposición quedó pendiente en virtud de que se tiene que acreditar cual sería el monto real por el daño causado.

7/TENDENCIAS/carousel