Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
(ANF).- Hoy se cumplen 42 días de paro médico y los servicios de emergencias de hospitales públicos siguen colapsando por la alta demanda de enfermos que ya no saben a dónde acudir para calmar sus dolencias; ruegan por una pronta solución al conflicto.

En la unidad de Emergencias del Hospital de Clínicas las 33 camillas están repletas, sin embargo debido a la cantidad de enfermos que llegan a diario, los galenos tuvieron que improvisar y tender colchones en los pisos, habilitar banquetas, gradas y hasta sillas para atender a los pacientes que requieren atención médica o alguna cirugía de urgencia.

El médico de esa unidad, Jhonny Pérez, remarcó, que la demanda se incrementó por el paro médico, empero aseguró que las atenciones están garantizadas y reforzadas con todo tipo de especialistas.

“Hay evidente colapso, estamos atendiendo en colchonetas, gradas, gradillas. El colapso es importante en esta unidad del Hospital de Clínicas. El incremento es por esa situación (paro médico), pero es una lucha de todo nuestro gremio y se está atendiendo a los pacientes que acuden”, detalló.

El galeno aseguró que la cantidad de pacientes rebasó el límite de camillas y –agregó- que la mayoría de los pacientes que acuden a esos servicios son enfermos crónicos con patologías de base, enfermos renales, diabéticos y presión alta que necesitan ser monitoreados de forma continua.

“Tenemos 33 camas, pero estamos con 45 pacientes y en la puerta (haciendo fila) hay una cantidad importante que espera ser atendido. Son enfermos que se debe atender porque tienen patologías de base e incluso también estamos recibiendo personas con gripe, problemas gastrointestinales que deberían ser atendidos en primer y segundo nivel”, dijo.

Pérez destacó que en emergencias del Hospital de Clínicas hay un “personal de guerra”, que son un cirujano, un traumatólogo, un especialista en medicina interna, residente y enfermeras que a diario se aseguran que los pacientes reciban la atención adecuada.

Hospital del Niño

El vocero del Hospital del Niño, el médico Adalit Zamora, señaló que la atención en emergencias y las hospitalizaciones en ese nosocomio son normales. Reveló que durante el periodo del paro se realizaron más de 102 cirugías de urgencia a recién nacidos y menores con diferentes afecciones.

“Hasta la semana pasada se ha realizado más de 102 cirugías que son de urgencia a niños, recién nacidos que vienen con problemas apendiculares, problemas de neurocirugía o que hayan nacidos con malformaciones congénitas y requieren una intervención urgente”, aseveró.

Zamora indicó que si bien se cumple la huelga indefinida, las atenciones no paran, a excepción de las consultas externas y cirugías programadas.

“La unidad de emergencias está reforzada y si hay que hacer operaciones, las hacemos. Creo que por eso el Gobierno se aprovecha porque en el fondo nuestro paro es una ‘mentira’ porque seguimos trabajando en los hospitales, no podemos dejar de atender a los pacientes”, aseguró.

Hospital Obrero

La situación en el Hospital Obrero es casi similar al del Clínicas, la unidad de emergencias está saturada por la alta demanda de pacientes que peregrinan en busca de atención.

 Los médicos aseguraron que las atenciones se optimizaron para no dejar a los enfermos sin atención.

Pacientes

Pese a los intentos fallidos de diálogo, los pacientes aún tienen la esperanza de que se encuentre la solución al conflicto de galenos que inició el pasado 23 de noviembre en rechazo al Decreto Supremo 3385 y el artículo 205 de la nueva Ley del Código del Sistema Penal, pero que luego de la última negociación en Cochabamba, donde se firmó un preacuerdo, los médicos piden -ahora- que se abrogue toda la norma por atentar contra los derechos constitucionales de Bolivia.

Carlos Mamani de 52 años, paciente del Obrero, lamentó que el diálogo entre médicos y Gobierno se haya frustrado, dijo que los más afectados por esa situación son los enfermos.

“No sabemos dónde acudir, el Gobierno pone médicos cubanos, pero no nos atienden como debe ser, ellos no saben nuestro historial médico y eso es grave para nosotros. Los más afectados somos los enfermos, a veces ya no da ganas de venir, pero el dolor te obligar a rogar por atención”, indicó.

Otro paciente en el complejo de Miraflores indicó que hace días que le niegan la atención y señaló que como última esperanza irá a buscar atención en alguna clínica privada.

“Quisiera que de una vez solucionen. No me han querido atender en emergencia, me dicen que no hay atención, regresa me dicen. Creo que voy a ir nomás a un particular, aunque se caro”, señaló.

Gobierno

Entretanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, deploró, este miércoles, la actitud de las bases de médicos, que ayer decidieron rechazar el preacuerdo y aseguró que la movilización de los galenos es política y conspirativa.

“Lo que se firma con la mano se borra con el codo, lo que se presenta como documento oficial de demanda se lo cambia. No hay seriedad, no hay sinceridad, no es una movilización de profesionales de salud, no es una reivindicación gremial, detrás de esta movilización de mandiles bancos se está ocultando una movilización política conspirativa”, afirmó.

Sin embargo, señaló que el nivel central del Estado continuará con disposición a dialogar con el sector salud, pero les solicitó que no los tomen por tontos.

7/TENDENCIAS/carousel