Advierten endurecimiento y presión judicial contra el gobernador Oliva

A la solicitud de un referéndum revocatorio en contra de la primera autoridad de Tarija se sumó la decisión de un juez, que le negó parcialmente un recurso de nulidad en un caso de supuestas compras irregulares

En política, el 2018 empezó con el pie izquierdo para Adrián Oliva, el gobernador de Tarija, un líder regional opositor que al inicio de su mandato mostró acercamiento con el presidente Evo Morales. Distanciado del Gobierno desde el referéndum del 21-F, Oliva recibió el año con la noticia de que en el Tribunal Electoral Departamental (TED) había una solicitud de referéndum revocatorio de mandato en su contra. Pero ese solo era el principio.

Ayer, el juez de Instrucción Penal Segundo, Luis Esteban Ortiz, rechazó parcialmente el incidente de nulidad de la imputación que interpuso su defensa jurídica en el caso de la compra de cemento asfáltico, con presuntas irregularidades, para el tramo caminero Santa Ana – Yesera.

El juez Ortiz emitió dicha resolución en audiencia que no superó la hora con 20 minutos, tras evaluar los argumentos de la primera autoridad departamental —que se dice inocente de los cargos de corrupción que le endilgan— y los de la Fiscalía Departamental de Tarija. Por su parte, el gobernador Oliva dijo que, más allá de este caso judicial en su contra, está preocupado más por su gestión y por las tareas que tiene para reactivar la economía en 2018, con el avance de proyectos ya encaminados.

El fiscal anticorrupción Miguel Tapia confirmó que el juez declaró parcialmente fuera de lugar la nulidad interpuesta por Oliva, lo que significa que la imputación presentada por la Fiscalía surte efecto y el caso sigue.

Frente a esta decisión, Sergio Iporre, abogado de Oliva, dijo que el juez tomó una decisión que vulnera los procedimientos porque la conminatoria de investigación vencía el 7 de septiembre de 2017, pero recién el 24 de octubre —más de un mes después— la Fiscalía incorporó los documentos para emitir una imputación. Para él, hay un endurecimiento en contra de Oliva.

Lectura política

Si se cuenta al gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, y  al de La Paz, Félix Patzi, Oliva es el tercer gobernador  que aparece en la mira del MAS en medio de procesos judiciales, ya sea activados o alentados por ese partido.

En ese entendido, para el expresidente del Comité Cívico de Tarija Teodoro Castillo, las complicaciones que empieza a sufrir  Oliva —casi dos años después del referéndum del 21-F, donde el gobernador tarijeño se jugó por el No a la reelección de Morales— demuestran que la justicia no actúa con equidad, pues hay casos que no avanzan y otros que sí, sobre todo cuando se trata de figuras que no son afines al MAS; para él ha subido la presión judicial en contra de Oliva.

Procedimientos
Para la apelación 
La defensa del gobernador podrá apelar la resolución emitida por el juez Ortiz dentro de un plazo de tres días. 

Revocatorios
Tarija es uno de los departamentos en los que hay más solicitudes de revocatorio: siendo seis oficiales hasta la fecha, una en contra de Adrián Oliva. 

Comparte
Síguenos en Facebook