Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Oliver Ivanovic, un destacado político de la minoría serbokosovar, ha sido asesinado a tiros hoy a la entrada de la sede de su partido, Iniciativa Cívica SDP, en la zona norte de la ciudad de Mitrovica, en Kosovo, divida entre serbios y albanokosovares.

El diario serbio Blic informa de que Ivanovic fue herido en un tiroteo ocurrido hacia las 08.15 horas (07.15 GMT) y que su muerte fue confirmada poco después en el hospital de Mitrovica. El abogado del político declaró a Blic que Ivanovic fue alcanzado por cinco balas.

Ivanovic fue condenado en enero de 2016 a nueve años de cárcel por crímenes de guerra contra civiles albaneses cometidos en abril de 1999, pero el Tribunal de Apelaciones anuló la condena hace un año y ordenó un nuevo proceso. Estaba considerado un político moderado y en medios serbios se indicaba que el proceso contra él estuvo políticamente motivado.

Ivanovic participó en las elecciones municipales del pasado octubre como candidato a alcalde de la parte norteña de Mitrovica, ciudad del norte de Kosovo que permanece dividida entre serbios y albaneses desde la guerra (1998-1999).

Kosovo, antigua provincia serbia poblada por una gran mayoría de albaneses étnicos, proclamó en 2008 de forma unilateral su independencia de Serbia, que este país no reconoce, pero que ha sido apoyada por más de cien países, entre ellos EEUU y la mayoría de los socios de la Unión Europea. Pero en el norte del nuevo país, entre 40.000 y 50.000 personas de etnia serbia rechazan la integración con un estado habitado principalmente por albanokosovares.

Desde la declaración de independencia, las relaciones entre Belgrado y Pristina han sido tensas. En 2013 ambas partes acordaron negociar y normalizar sus relaciones con el patrocinio de la Unión Europea, una condición necesaria en el camino de ambos países para convertirse en estados miembros. No obstante, la reacción de protesta de Serbia ante el asesinato de Ivanovic no ha tardado en llegar. El país balcánico se retirará de los diálogos que tienen lugar en Bruselas, ha anunciado un fiscal estatal.