Bolivia cerró 2017 con una inflación de 2,71%, según el INE

La inflación en Bolivia cerró 2017 con una tasa de 2,71 por ciento, por debajo de las proyecciones oficiales, luego de que el Índice de Precios al Consumidor registró una variación de 0,34 por ciento en diciembre, informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

“El Índice de Precios al Consumidor registró en diciembre variación porcentual positiva de 0,34 por ciento respecto al índice del pasado mes (mayor a la registrada en 2016 con variación positiva de 0,29 por ciento); variación acumulada y a doce meses de 2,71 por ciento”, señala el reporte del ente estatal.

A principios de 2017, la proyección oficial era terminar el año con una inflación de 5 por ciento, pero en septiembre el Banco Central de Bolivia (BCB)bajó ese pronóstico a 4,3 por ciento, ante la buena producción agrícola y la fortaleza de la moneda boliviana.

Según el INE, en diciembre, la variación positiva se debió principalmente al incremento de los precios de las divisiones Transporte, Restaurantes y Hoteles.

Por ciudades, la variación positiva repercutió en Trinidad, Potosí, Santa Cruz, Oruro, La Paz, Tarija y Sucre.

Por el contrario, las regiones que presentaron decremento de precios fueron Cobija y Cochabamba, señala el informe del INE.

INCIDENCIA NEGATIVA

Tomate, arveja y haba suben

El reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que los precios de la carne de pollo (entero), servicio de transporte interdepartamental, cebolla y lechuga presentaron mayor incidencia positiva en diciembre.

En tanto que los principales productos que presentaron mayor incidencia negativa son el tomate, la arveja y la haba.

Comparte
Síguenos en Facebook