Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) logró dar con un sujeto de quien se presume que, junto con tres cómplices, contactó en la discoteca Planta Baja a la pareja de enamorados desaparecida, la madrugada de Año Nuevo, cuya información podría cerrar la investigación, para esclarecer lo sucedido con Carla Bellot y Jesús Cañisaire, de quienes se desconoce su paradero desde hace 18 días.

Según el informe del fiscal distrital, Edwin Blanco, dos son las personas que resultaron aprehendidas en operativos realizados hasta ayer, miércoles, por la madrugada, en varias zonas de la ladera este de la ciudad.

Los operativos incluyeron al menos dos allanamientos, uno a un domicilio y otro a un taller ubicado en Villa Copacabana (cruce de villas), donde bajo la fachada de “Servicio Técnico” se formateaban y vendían celulares que se presumen son robados.

“Lo cierto es que ahora tenemos dos personas (detenidas) con muchos indicios, aparte de que existe la probabilidad de tener autoría en el delito de trata y tráfico de personas, en grado de complicidad. Las dos personas se contradicen en las primeras declaraciones (…) uno de ellos dice que ha estado en la misma discoteca donde Carla y Jesús (desaparecidos) fueron vistos por última vez”, detalló el fiscal.

Los aprehendidos fueron identificados como Carla Patricia Mayta Villavicencio, quien proporcionó el dato para dar con Israel Jhony León Fernández.

Este último, de acuerdo al detalle brindado por el Director Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), es quien junto a otros tres sospechosos, una mujer, entre ellos, también asistieron la madrugada de Año Nuevo al local Planta Baja.

ANTECEDENTES

Brigitte Bellot, hermana de Carla Bellot, detalló al EL DIARIO que su última publicación en Facebook realizó a las 04.58 horas de ayer, contando que se encontraban en la discoteca, se cree que, al igual que Jesús Cañisaire, se le agotó la batería del celular cerca de las 06.00 de la mañana, cuando este llamó a su hermana.

Es a partir de ese horario que no se conoce más de la pareja, aunque con las aprehensiones de ayer puede hacerse una reconstrucción de lo que pudo haber pasado con los celulares.

El trabajo de investigación de la DACI da cuenta que la tarde del primero de enero Carla Mayta es contactada por uno de los cómplices de Israel León, quien le pide que recoja un celular Samsung S7 (que se comprobó pertenecía a Jesús Cañisaire), que estaba escondido en las gradas que dan a la plaza del Maestro, en la zona de Villa Fátima.

A su vez, Carla Mayta llama a otra amiga, de nombre Irene, con quien se constituye en aquel lugar, pero sucede algo insólito, Irene encuentra el celular y mintiendo a su amiga se lo lleva escondido. Carla da por perdido el celular y es lo que al parecer informa a Israel León y a sus cómplices.

VACÍOS

Las autoridades han evitado dar detalles sobre el vacío que existe entre el momento en que la pareja de enamorados desaparece del local Planta Baja y el momento en que Carla Mayta va por el celular, horas en las que se presume que la pareja fue víctima de un hecho violento, que termina en el robo de sus celulares y su desaparición.

TAXISTA

En esa línea cronológica de hechos, la tarde de ese primero de enero, Irene lleva el celular a su casa y lo entrega a su hija, quien para gastar el crédito que tenía saca el chip del celular de Jesús Cañisaire y lo introduce a otro celular, que la menor poseía desde mediados de 2017 y se estableció que también era robado.

Esto acontece entre el 03 y 10 de enero, cuando al ser activada la línea, la empresa telefónica Tigo informó a la Policía de estas acciones, identificando los celulares, y dieron lugar a los sucesivos operativos que se desarrollaron hasta ayer con estos resultados:

Sin poder desbloquear el celular de Jesús Cañisaire, Irene entrega el celular a su hijo mayor, de 25 años, conductor de un radiotaxi, que a su vez lleva el equipo a un taller en el cruce de villas,donde bajo la fachada de “Servicio de Técnico” se formatean celulares.

Ayer, a 18 días de la desaparición de la pareja de enamorados, los efectivos del DACI finalmente intervienen en el momento preciso que el técnico devuelve el celular al taxista.

A partir de este punto, pero en sentido inverso a la cronología, los efectivos de inteligencia proceden a la aprehensión de todos los involucrados, hasta dar con Israel León, quien hasta el cierre de esta nota había prestado su declaración informativa y se tenía pendiente la imputación.

Según las autoridades de la Policía, el siguiente paso es dar con los tres cómplices de León, a quienes se persigue para que expliquen la procedencia de los celulares y además revelen el paradero de Jesús Cañisaire y Carla Bellot, cuyos familiares aún tienen la esperanza de encontrarlos con vida.

7/TENDENCIAS/carousel