Cívicos cobran protagonismo en protestas contra el Código y el Gobierno minimiza su convocatoria

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, difundió este jueves un mensaje convocando a los habitantes de su departamento a acatar el paro cívico convocado para este viernes en rechazo a la repostulación del presidente Evo Morales y el Código del Sistema Penal. La convocatoria forma parte de un conjunto de medidas de presión en las que los cívicos empiezan a cobrar protagonismo.

En Sucre, por ejemplo, se cumple un paro cívico. Desde muy temprano vehículos del servicio público fueron estacionados en diferentes calles y avenidas para hacer cumplir la extrema medida en rechazo también a la norma penal, que fue derogada en sus artículos 205 y 137 que cuestionaban médicos y transportistas.

En Cochabamba ya se cumplió una medida similar el miércoles, al igual que en Potosí, donde la noche de este miércoles el Comité Cívico Potosinista decidió continuar con la protesta e instruyó una huelga general indefinida a partir de este jueves, además de sumarse al Consejo Nacional de Defensa de la Democracia activado en La Paz a la cabeza de la Central Obrera Boliviana (COB) y que hoy protaginiza una marcha en la ciudad sede del Gobierno.

Santa Cruz es el próximo departamento en ingresar en un paro de actividades. El Comité Cívico articula fuerzas en vista al paro que convocó para este viernes y al que Costas, de la línea de oposición al gobierno de Evo Morales, llamó a acatar. Los empresarios de esa región decidieron plegarse a la medida.


“Que cada persona se involucre, desde su casa, el barrio o la comunidad, que el poder movilizador del 21F nos inspire para decir nuevamente NO a la imposición. Bolivia Dijo No a la reelección y Bolivia Dice No al Código Penal”, sostuvo el gobernador a unas horas de la medida de protesta que se suma a otras en rechazo a la norma penal.

El Ejecutivo tiene otra lectura de lo que ocurre. “Hay un paro cívico en Santa Cruz de los resabios de los separatistas, de la servidumbre de los separatistas que se hacen llamar Comité Cívico y que en realidad son una fascistas…Si algunos empresarios se van a prestar al juego de los políticos cívicos, bueno son tan falsos empresarios también”, afirmó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

La línea común de las protestas es la abrogación de la ley del Código del Sistema Penal. Inicialmente los médicos se movilizaron y protagonizaron un paro que llegó a 47 días en rechazo al artículo del 205 sobre mala práctica profesional, que ya fue anulado al igual que el 137 que cuestionaron los transportistas.

Romero minimizó las protestas y consideró que no son acatadas. “Tenemos pequeñas movilizaciones casi desapercibidas, la más significativa en Tarija con 1.600 personas movilizadas. En Sucre, las actividades absolutamente normales, en Riberalta, en Oruro, en lugares en los que formalmente se había declarado paro cívico y donde solo han parado sus dirigentes”, evaluó el ministro en una entrevista en la estatal Patria Nueva.

La oposición, por su parte, instaló un piquete de huelga de hambre en las instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional en rechazo al código y exigiendo su anulación. Para Romero, solo es un pretexto para afectar al Gobierno, por lo que los legisladores del oficialismo explicarán en sus regiones como Santa Cruz los alcances de la norma.

En las últimas semanas se articularon diferentes sectores para, primero apoyar a los médicos y ahora exigir la anulación total del código.

Comparte
Síguenos en Facebook