Comisión aprueba ley de cooperación de Bielorrusia en "inteligencia y guerra electrónica"

ANF
La diputada Jimena Costa alertó que no solo cubanos asesoren sino ahora se tenga cooperación de Bielorrusia en materia técnico-militar.

La diputada Jimena Costa alertó que la Comisión de Política Internacional aprobó este miércoles el proyecto de ley que ratifica el acuerdo entre el gobierno de Belarús y Bolivia sobre la “cooperación técnico-militar” y específicamente la colaboración en “inteligencia y guerra electrónica”.

“Es decir, estamos hablando de un campo en el que van a traer  cooperación en inteligencia y guerra electrónica que es de alarmarse. Ya es suficiente que haya tantos cubanos para que ahora nos traigan Bielorrusos”, declaró la legisladora a ANF.

El proyecto de ley contiene un “artículo único el que “ratifica el acuerdo entre el gobierno de la República de Belarús (Bielorrusia) y el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia sobre cooperación técnico-militar” que había sido suscrito en La Paz el 13 de julio de 2016. Belarús hasta 1991 fue parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En la exposición de motivos del proyecto se establece que el objeto es “realizar cooperación técnico-militar conforme con la legislación nacional de sus Estados y sus compromisos internacionales, guiados por fines y principios consagrados en la carta de la Organización de las Naciones Unidas”.

Busca fortalecer la formación militar y mejorar la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas del país, para que cumpla su misión de defensa y conservación de la independencia y estabilidad del Estado boliviano.

El acuerdo tiene nueve artículos, en el tercero referido a los objetivos específicos señala que ambos gobiernos cooperarán en la producción, modernización, reparación y entrega de: técnica y armamento de aviación; técnica y armamento de defensa antiaérea; técnica y armamento para el ejército de tierra.

Además en “radiotécnica y técnica electrónica inclusive sistemas automatizados de conducción de tropas y armas, sistemas de instalaciones de medios de comunicación, transmisión de datos, inteligencia y guerra electrónica”, entre otros objetivos.

Asimismo, establece un artículo de “confidencialidad” para que la información que se use en el marco del acuerdo sea utilizada, transferida o vendida a terceros.

“Hay varios asuntos de preocupación. No adjuntaron los informes del Ministerio de Defensa porque como es en materia de defensa y seguridad deberíamos tener un informe no solo de Cancillería”, sostuvo, Costa.

Observó que a título de “confidencialidad” hay convenios que no se conocen sus contenidos, lo que genera preocupación. “Que tengan más cooperación en materia de inteligencia o guerra electrónica, por supuesto que genera susceptibilidades”, sostuvo.

Fuente: noticiasfides.com
Comparte
Síguenos en Facebook