Crimen de abogado Julio César Herrera, con golpes y 16 puñaladas, se ejecutó en tres minutos

Julio César Herrera Bassta llegó a su bufete, en la oficina 216 del edificio ubicado en la calle Libertad esquina Cañada Strongest, a las 16:42. Abrió la puerta, ingresó y cuando quiso cerrarla, alguien se lo impidió. El sujeto, alto y robusto, logró entrar y perpetró el crimen en tres minutos. A las 16:45 salió del lugar con toda naturalidad. Eso es lo que se observa en las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio que secuestró la Fiscalía y la Policía para indagar el hecho, comentó una fuente oficial a EL DEBER. 
El subcomandante de la Policía, Igor Echegaray, señaló que las imágenes muestran a un sujeto alto y robusto, mientras que el fiscal departamental, Freddy Larrea, señaló que según el examen forense, el fallecido recibió tres golpes en la cabeza con un objeto contundente, además de las 16 puñaladas en la parte abdominal izquierda. 
A su vez, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, evitó referirse a las causas del crimen para no entorpecer la investigación, pero indicó que entre las hipótesis se maneja un “ajuste de cuentas” y añadió: “Sí puedo decir que tenemos pistas muy certeras acerca de la autoría del crimen”. 
Un experto señaló que con base en las imágenes se puede inferir que el crimen fue planificado, además de que hubo saña y alevosía. En el lugar además no se evidencian signos de que haya habido resistencia de parte de la víctima. 
Tampoco se descarta la participación de otras personas implicadas que hayan estado en el edificio cuando se perpetró el hecho, pero se ha establecido que el autor material es uno solo y que actuó con tranquilidad y frialdad  por la forma en que ejecutó el asesinato y luego abandonó la escena del crimen. 
Su hermano, el último en verlo

Franz Herrera, exalcalde de Samaipata y hermano de la víctima, contó que un par de horas antes del asesinato, a las 14:00, Julio César lo llevó en su vehículo desde el edificio Libertad, donde ocurrió luego el crimen, hasta su domicilio en la zona de la carretera a La Guardia. 

Consternado, en medio del velorio de su hermano, Franz contó que en el trayecto hacia su casa, Julio César le comentó que estaba recibiendo presión de parte de un extranjero para hacerse cargo de un caso “delicado”, en el que estaría en juego mucho dinero y que él lo rechazaba. 
Le dijo además que le parecía raro que el sujeto en una ocasión lo hubiera llamado por teléfono para cancelar una entrevista en su bufete y que cuando él se lo comentó a su diligenciero, este le manifestó que acababa de ver al extranjero en la planta baja del edificio cargando una mochila. 
Por su parte, Pedro Herrera, otro de los hermanos del fallecido, indicó que Julio César le había comentado de ciertas amenazas y que por ello acostumbraba estar en su bufete con la puerta cerrada bajo llave. Indicó que llevaba casos de pleitos por asuntos patrimoniales en los cuales muchas veces hay gente que queda disconforme. 

Golpes en la corona y la nuca

El resultado de la autopsia de ley practicada a la víctima fue elevado al Ministerio Público. El fiscal departamental Freddy Larrea reveló ayer que además de las 16 puñaladas, el abogado Herrera recibió tres golpes en la cabeza que le provocaron un hundimiento de cráneo. 

EL DEBER conoció que la autopsia practicada por el forense Hugo Cuéllar estableció que el deceso se debió a consecuencia de tres golpes con un objeto contundente en la cabeza y 16 puñaladas en el costado izquierdo de la región del tórax y el abdomen. Estas heridas le provocaron hemorragias incontrolables tanto internas como externas. 
La pericia forense determinó que el abogado sufrió hundimiento de cráneo por tres golpes en la región coronal, en la nuca y otro a la altura de la oreja derecha. El objeto con el que fue golpeado en el cráneo puede ser una especie de bate o garrote. 

Colectaron indicios en oficina
Ayer a mediodía, el fiscal José Parra junto a investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) acudió a la oficina 216 del edificio Libertad para recolectar algunos elementos que pueden contribuir a la investigación. 

Luego de una hora de inspeccionar el despacho, salieron del lugar cargando una silla y otros elementos que serán inspeccionados para buscar huellas del agresor, además de agendas y documentos en los que se puede conseguir algún tipo de información. 

Larrea señaló que se tienen las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio que están siendo sometidas a un peritaje para determinar la identidad del autor del crimen y la presencia de otros presuntos implicados.  

Asimismo, se analizará el flujo de llamadas de la víctima para conocer las personas con las que tuvo contacto para buscar indicios que aporten al esclarecimiento.

Un primo lo halló muerto
Una persona que estaba en el edificio en el momento que se descubrió el hecho relató que la víctima fue encontrada a las 18:30 del miércoles por uno de sus primos, que trabaja como diligenciero en su oficina. A los gritos de auxilio llegó un guardia, quien indicó que el abogado ya había fallecido, por lo que llamó a la Policía, además de ir en su motocicleta a dar parte al comando departamental, que queda a tres cuadras del lugar. 

Perfil del abogado 
Julio César Herrera tenía 62 años, más de 30 en el ejercicio de la abogacía. Era oriundo de Samaipata y atendía casos civiles, como reparticiones de herencias y otros en los que había en juego altos montos de dinero. Tenía cuatro hijos y cinco hermanos, entre ellos el exalcalde de Samaipata Franz Herrera y padre de una modelo cruceña. 

Joven muere apuñalado en el arenal por evitar el robo de un celular 
Además del crimen del abogado Julio César Herrera, la división Homicidios de la Felcc atendió otros dos casos entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer. 

En la zona de El Arenal se hizo el levantamiento legal del cuerpo de un joven de alrededor de 30 años, que la noche del miércoles fue apuñalado en la región del tórax cuando, según su esposa, trató de impedir el robo del celular de uno de los meseros del local en el que estaba compartiendo bebidas alcohólicas. 
Esta versión la dio a conocer Karina Arteaga, pareja de la víctima, quien indicó que llegó al lugar acompañada de su marido para celebrar la víspera de su natalicio; sin embargo, lo que sería un festejo terminó en una fatal tragedia. 
La Policía logró detener al supuesto autor y se aguarda el avance de las investigaciones. 
En el otro caso, en la avenida 16 de Julio, zona Villa Primero de Mayo, un joven de 22 años, identificado como Luis Jeferson J.T., fue hallado muerto dentro del canal de drenaje, con la cabeza ensangrentada, al parecer debido a un golpe. 
Lisbet J.T., hermana de la víctima, señaló que este vivía en la indigencia debido a que era un bebedor consuetudinario y que hace un año había abandonado su casa. 
“Un vecino vio un tumulto de gente esta mañana y al darse cuenta de que era mi hermano, nos llamó y nos avisó”, señaló la joven. 
La Policía ha descartado que la muerte se haya debido a un hecho violento. 

Más detalles del hecho
Sepelio
Los familiares informaron que el entierro se realizará hoy a las 10:00 en el cementerio Memorial Park. 

Pericias 
Se analizan las imágenes de las cámaras de seguridad, la búsqueda de huellas dactilares, flujo de llamadas y la revisión de documentos para dar con el autor.

Tres golpes en la cabeza
Le fueron propinados con un objeto contundente como garrote o bate, en la nuca, en la corona y sobre una de sus orejas. Le provocaron un hundimiento craneal. 

Comparte
Síguenos en Facebook