Dakar llega en medio de disturbios y gasificación en el centro de La Paz

La competencia internacional del Dakar llegó la tarde de este jueves a la Sede de Gobierno, en medio de protestas que obligaron a la Policía Boliviana, a utilizar agentes químicos para despejar una de las avenidas principales por donde debieron pasar los competidores.

Horas previas al arribo varios manifestantes coparon la avenida y pese a la intensa lluvia no se movieron, hasta que fueron intervenidos con gases lacrimógenos que fueron lanzados para despejar la vía.

En medio de los disturbios y la resistencia, la  Policía boliviana detuvo a un manifestante que formaba parte de la denominada “alfombra humana”,  instalada en una avenida que conecta con la autopista La Paz-El Alto.

Algunos perseguidos buscaron refugiarse en instalaciones de la Iglesia San Francisco ubicada a pocos metros de la avenida troncal.

La Policía los persiguió con agentes químicos manuales hasta detener a uno de ellos, identificado como Gustavo Mendívil. Al menos cuatro policías lo persiguieron hasta retenerlo por la fuerza y alejarlo del lugar.

“Yo lo tengo, yo lo tengo...” dijo uno de sus superiores, mientras otros luchaban por recuperarlo. Sin embargo la intervención policial no quedó ahí, sino que logró detener a otras cuatro personas que formaban parte de la “alfombra humana”.

La molestia popular es la continuidad de una serie de movilizaciones en rechazo al Código del Sistema Penal, que aglutinó a varios sectores en contra, coincidente con el arribo de la competencia internacional que por quinta vez llegó a Bolivia.

Pese a la lluvia y la gasificación, la gente se apostó a lo largo de la avenida que conecta con el Estadio de Miraflores, donde fue instalada una rampla y el palco oficial para dar la bienvenida a los competidores.

Comparte
Síguenos en Facebook