División y denuncias: UD está inmersa en una crisis interna

Unidad Demócrata (UD) está sumida en una  crisis interna  en el Legislativo. Esa tienda política enfrenta   división, disputas, amenazas y denuncias que van  desde acoso político hasta corrupción.


El proceso de elección del Jefe de bancada  en Diputados dejó entrever una pugna de dos bandos: uno, que apoyó a Gonzalo Barrientos para el cargo; el otro, que  respaldó a  Norman Lazarte para el mismo sitial.  

“Hubo amenazas y presiones a muchos diputados y diputadas para que retiren firmas, para que no apoyen al compañero Norman Lazarte”, manifestó la diputada Fernanda San Martín. 

La legisladora afirmó que el apoyo a Lazarte buscaba lograr un cambio en UD. “Queremos hacer una política de renovación, un mensaje de hacer la política de manera diferente, no con mentiras ni  engaños, que tanto daño hace y ha hecho a nuestro país”, expresó.

El  senador Óscar Ortiz indicó que, como partido,  reconocen al diputado Barrientos. 

Las denuncias de Costa

La diputada Jimena Costa denunció acoso político, corrupción, cobros indebidos a funcionarios, entre otros. El 19 de enero, la legisladora indicó que   “hay un bloque de gente en la oposición que somos gente nueva en la política y no hemos entrado a robar, y hay viejos políticos que siguen operando con las viejas prácticas”.  

En aquella oportunidad, el senador Arturo   Murillo le dijo a Costa que “debería denunciar, si tiene pruebas, donde corresponde”.   

El 23 de enero, el secretario ejecutivo  de Unidad Nacional, Jaime Navarro, le envió una carta a Costa en la que le pidió   “elevar la denuncia adjuntando pruebas”  ante la Comisión de Ética del partido. 

Ayer, la diputada tuiteó: “Mientras me reacosan por denunciar acoso y corrupción, mejor me ocupo de temas que realmente le importan a la ciudadanía”.

A Comisión de Ética  

El jueves, Ortiz anunció que los diputados que apoyaron a Lazarte, para  ser jefe de bancada, serán remitidos al Comité  de Ética. 

El legislador dijo –según ANF– que serán enviados a esa instancia “todos los que firmaron e hicieron un bloque junto a los diputados que fueron los que apoyaron al MAS en el pedido ante el TCP, consideramos una actitud incompatible con la posición partidaria”.

Entre ellos se encuentran –prosiguió aquella agencia–: Lazarte, San Martín, Verónica Téllez y Orlando Egüez. 

La diputada San Martín replicó: “Es una falsa acusación y una mentira, una injuria y una calumnia que yo haya apoyado a la gestión de Evo Morales. Demuestra la falta de seriedad y las mentiras del senador Ortiz hacia mi persona, y no le permito que siga mintiendo y confundiendo a la población, que sea un poco más serio”.

San Martín y Lazarte denunciaron que en UD se desencadenó una “guerra sucia” para desprestigiar a los legisladores que plantearon una renovación. 

La diputada Lourdes Millares –informó ANF– aseveró que  desconoce las denuncias, aunque sostuvo que estos temas debieran resolverse al interior de su partido. 

Comparte
Síguenos en Facebook