Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El primer ministro australiano Malcolm Turnbull dijo el jueves que apoya el reciente diálogo entre Corea del Norte y Corea del Sur, pero señaló que marchar juntos en la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno no cumplirá con el principal objetivo de desnuclearizar al país comunista.


Turnbull, que visitó Japón para hablar con el primer ministro Shinzo Abe sobre seguridad regional, consideró que los recientes progresos diplomáticos entre ambas Coreas no deberían ser razón de optimismo.

Malcom Turnbull y Shinzo Abe en una conferencia de prensa tras su reunión el 18 de enero de 2018 (Reuters)

"Tenemos que ser muy claros al respecto", advirtió. "La historia nos dicta una amarga lección sobre Corea del Norte. Tienen un largo hábito de aumentar su militarización y luego, ya sabes, entrar en una tregua por un rato tratando de persuadir a la gente de que están cambiando sus costumbres para finalmente cambiar nada y luego aumentar su capacidad nuclear nuevamente".

Esta semana, ambas delegaciones de la península coreana pactaron desfilar juntos en la inauguración del evento en PyeongChang y formar un solo equipo de hockey sobre hielo.

Malcolm Turnbull y Shinzo Abe (Reuters)

Según el mandatario australiano, la desnuclearización del régimen de Kim Jong-un debe continuar siendo el principal foco del proceso diplomático.

"Cuando el régimen muestra un movimiento real en esa dirección, creo que ahí es donde las negociaciones pueden comenzar en serio", dijo ante varios periodistas. "Tenemos que mantener la presión económica de las sanciones y no… aceptar una especie de pausa de Corea del Norte como indicación de que van a cambiar sus modos".

(Reuters)

Además, Turnbull coincidió con el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson de que "todas las opciones militares contra el régimen deben continuar sobre la mesa".

En la reunión, ambos líderes orientales acordaron acelerar sus pactos militares para permitir que sus tropas puedan realizar ejercicios de defensa conjuntos para minimizar el riesgo del poder nuclear norcoreano.

(Con información de AP)