En Asamblea masistas sugieren ‘golpe de timón´ y cambios en el Gabinete

En la Asamblea Legislativa surgieron voces del oficialismo que proponen un “golpe de timón” a la gestión de Gobierno y hacer cambios en el Gabinete de Ministros, priorizando el enfoque político para encarar un año electoral adelantado.

Las evaluaciones pusieron una calificación en negativo a los ministerios de Salud por el conflicto médico;  Trabajo por no haber preservado las relaciones con  la Central Obrera Boliviana; Minería debido al permanente conflicto con las cooperativas; Obras Públicas porque no observan resultados y Economía porque no genera confianza en sectores parlamentarios.

El diputado potosino Víctor Borda (MAS) dijo que el Ejecutivo necesita ministros técnicos, pero sobre todo políticos para confrontar este año que va a ser conflictivo por el tema eleccionario y sugirió ajustes al área social, donde los ministros no han estado certeros en sus criterios y opiniones, más que todo por falta de acercamiento con la población.

En su criterio, algunos deberían ser cambiados pensando que la derecha intentará levantar una ola de conflictos. “Me gustaría que retorne Luis Arce al Ministerio de Economía que demostró capacidad técnica, es un criterio personal; y también que vuelva Juan Ramón Quintana que demostró capacidad en el conflicto del agua en La Paz”.

Por su lado el diputado Edgar Montaño (MAS) dijo que se adelantó el año electoralmente y el lineamiento del Gabinete debería ser político para que pueda trabajar con mucha solvencia y atender a los sectores sociales, aunque cree que es prematuro hablar de cambios, considerando la facultad del Presidente para escoger a sus  colaboradores.

Desde la perspectiva del diputado Henry Cabrera (MAS), deberían cambiarse 5 a 7 ministros “que se aplazaron” porque cumplieron sus labores entre cuatro paredes, a diferencia de otros  que coordinaron “muy bien su trabajo”,  entidades llevando con insumos al sector agropecuario.

“La población se da cuenta. El pueblo y los sectores sociales no los conocen, no visitan ni conocen la problemática del pueblo, de los jóvenes, de la tercera edad, de las mujeres y esos ministros deberían removidos y pedimos al Presidente Morales que pueda elegir ministros que tengan mayor coordinación con el pueblo”, declaró.

El diputado tarijeño Ignacio Soruco (MAS) fue más contundente al sugerir “un golpe de timón” a la gestión para cumplir el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social y demostrar resultados del período 2015-2020.

“Estamos a un año y medio del nuevo periodo electoral y es importante agilizar la gestión y orientar los resultados. Hay que hacer ajustes y una renovación de por lo menos el 50% del Gabinete, porque hay muchas empresas estratégicas que no están cumpliendo en generar empleo y rentabilidad”, acotó.

Al diputado Javier Zabaleta (MAS) “le tiene sin cuidado” si cambian o ratifican algunos ministros porque el país ya tiene la agenda 2025 que marca la ruta del desarrollo, donde las políticas no dependen de una persona, sino del desempeño del equipo de Gobierno, aunque observa que hay políticas demoradas en temas de Salud y Obras Públicas que requieren mayor contundencia para cumplir el Plan.

Su colega Concepción Ortiz (MAS) se pronunció por un cambio en los ministerios de Salud y Trabajo, sobre todo éste último que no pudo hacer cumplir de reincorporación de los trabajadores. Citó también a los ministros de Minería, Obras Públicas que deberían trabajar un poco más.

Para la diputada opositora Ximena Costa (UD),  no hay ninguna diferencia si rotan, sacan o meten ministros, mientras haya predominio de un gabinete político donde los que toman la decisión son el presidente Evo Morales, Álvaro García Linera y Carlos Romero.

“Mientras eso no cambie y se oriente hacia la gestión social, no importa, siguen siendo peones de los que deciden”, declaró al lamentar la gestión en la cartera de Salud y de Culturas por continuar con la “ofensa al país” de insistir en organizar el Dakar, donde “una ministra es un adorno”.

Comparte
Síguenos en Facebook