Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Beatriz Layme  / La Paz
“Ustedes son producto del voto del pueblo boliviano,  tienen mucha autoridad, mucha legitimidad para impartir justicia”. Con esas palabras,   el presidente Evo Morales aseguró que los nuevos magistrados  gozan de legitimidad. Ello, pese al triunfo del voto nulo y del blanco en las elecciones judiciales del 3   diciembre de 2017.


No obstante, el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)  Esteban Miranda Terán, que pronunció un  discurso en representación de sus colegas, admitió la poca legitimidad con la que asumen   y afirmó  que uno de los retos que tienen es  revertir aquella situación. 

“Nos han hecho un encargo, que sin duda alguna el resultado, después de estos seis años de gestión, tiene que ser: revertir la poca legitimidad que hoy estamos asumiendo en nuestras funciones”, sostuvo Miranda, antes de prometer  que, con sus actos,  cambiarán aquello al 100%.

Hubo  magistrados que juraron  con  la señal de la cruz; otros,  con el brazo a la altura  del corazón y Gregorio Aro, magistrado del Tribunal Agroambiental (TA), lo hizo con los dos puños en alto. Él fue viceministro de Autonomías Indígenas del actual Gobierno.  

Mientras sucedía aquello, en cercanías  del TSJ -donde se realizó el acto de posesión- las protestas no cesaron. Rodeados por un fuerte contingente policial, médicos y activistas  ciudadanos   flamearon  la bandera tricolor, exhibieron  carteles con mensajes  de repudio    y con megáfonos en mano gritaron vítores  como  “ganó el nulo” y  “anulación total del  Código Penal”. 

El  mandatario posesionó ayer a las nuevas 52 autoridades judiciales (26 titulares y 26 suplentes)  del     Tribunal Constitucional Plurinacional, del  Consejo de la Magistratura, del TSJ y  del TA,  que fueron electas con poco más del 34% de los votos válidos. El voto nulo se impuso con el 51,3   y el blanco alcanzó   el 14%.

“Esta clase de elecciones de autoridades judiciales es el único en el mundo, por eso les digo que deben ser orgullosos”, dijo Morales, antes de comentar  que en  el pasado   157 diputados y senadores elegían a las altas autoridades judiciales “bajo  cuoteo”.

El discurso del Jefe de Estado fue interrumpido por segundos por los  aplausos de los dirigentes y legisladores del Movimiento Al Socialismo. 

Para  probar sus afirmaciones, Morales leyó   titulares de  noticias de los años  de la llamada “era neoliberal”,     como los que  se cita a  continuación: “ADN, MIR, UCS y MNR se reparten la Suprema”,  “Elección de magistrados implica venta de espacios”. 

Luego,   el  mandatario   manifestó  que en 1985, Víctor Paz Estenssoro llegó a la presidencia con el 30% de votos; y  que  en 1989  Jaime Paz Zamora accedió a ese sitial  con el 21% (309 mil votos). 

También mencionó que   en 1993,  Gonzalo Sánchez de Lozada fue presidente  con  el  35% (585 mil votos),  en tanto que en 1997   Hugo Banzer Suárez fue presidente con el  22,26% (444 mil votos); y   nuevamente en 2002, Goni  accedió a la silla presidencial con el 22% (624 mil votos).

Con ese antecedente, Morales afirmó  que la oposición y algunos ciudadanos “no tienen moral” para cuestionar a las nuevas autoridades judiciales electas por voto.

“(Ustedes magistrados) superan, doblan en algunos casos (la cantidad de votos). Por eso quiero decirles:  mucha fuerza, mucho ajayu para prestar servicio en la justicia al pueblo boliviano”, dijo Morales, antes de solicitar  a los magistrados “dignificar” y “mejorar la justicia” .

Luego del acto de juramento  los magistrados salientes entregaron su informe y despachos a sus sucesores.

7/TENDENCIAS/carousel