Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La memoria de Michael Joyce y algo de su habla han sido arrebatados por el alzhéimer. La enfermedad está tan avanzada que el hombre se olvidó de que estaba casado con su esposa desde hace 38 años. Enamorado de ella, le propuso matrimonio una mañana. Ella dijo que sí.

La pareja fue acompañada por los amigos y la familia que por un día, los vieron radiantes, alejados de la enfermedad

Linda Joyce, de 64 años, fue quien recibió la propuesta de casamiento por parte de su marido. "Le dije: Por supuesto que lo haré, pensando que tal vez no recordara", contó Linda al sitio de noticias Nueva Zelanda Stuff.

Pero a la mañana siguiente, Michael, de 68 años, se despertó y le preguntó: "Entonces, ¿cuándo vamos a hacer esto?".

Linda, que vive con su esposo en Frankton, Nueva Zelanda, acudió al sitio web de la comunidad vecina de Neighborly, para preguntar si había alguien dispuesto a casarlos el fin de semana.

"En medio de los tiempos a menudo tristes y frustrantes que viven con la enfermedad de Alzhéimer ... ¡hay alegría! Mi adorado esposo desde hace 38 años sufre de alzhéimer. Hace dos noches, de la nada, con los ojos llenos de lágrimas, ¡me pidió que me casara con él! ", escribió.

Ella tuvo que escribir en un sitio web preguntando quién podría casarlos ese mismo fin de semana

Ella continuó: "Michael había olvidado claramente que ya estábamos casados, pero le dije que estaría encantada de ser su esposa. A pesar de su mente confusa, obviamente sabe y siente que esto es algo que realmente quiere hacer ... para Michael será nuestra ceremonia y para nuestros amigos y para mí, una ocasión realmente memorable ".

En el foro la gente respondió con entusiasmo ofreciendo ayudar a oficiar la ceremonia, y el fotógrafo local Desmond Downs se ofreció como fotógrafo de bodas. Él documentó la experiencia en su blog personal.

"No pude resistir ofrecerme fotografiar esta ocasión especial de forma gratuita, solo por el privilegio de estar allí", escribió Downs.

La radiante pareja, originaria de Escocia, intercambió sus votos el sábado en un pintoresco lago cerca de su casa rodeados de sus amigos. Al finalizar, comenzaron a tocar las gaitas y los recién casados bailaron.

"Ha habido mucha tristeza y mucha frustración", dijo Linda Joyce. "A pesar de la neblina, hoy ha sido pura alegría".

7/TENDENCIAS/carousel