Estados Unidos no olvida y retira la visa al excanciller de Cristina Kirchner

Estados Unidos ni olvida ni perdona. El Departamento de Estado le retiró la visa a Héctor Timerman, exministro de Asuntos Exteriores de Cristina Fernández, viuda de Néstor Kirchner. El excanciller, procesado por, presuntamente, formar parte del encubrimiento a los responsables iraníes del atentado a la AMIA, se sorprendió con la noticia cuando intentaba abordar, la noche del lunes, un avión con destino a Nueva York donde aseguró que iba a recibir tratamiento médico (padece una enfermedad incurable).

A Timerman, muy desmejorado, le dieron la noticia cuando se encontraba en el mostrador de American Airlines. El juez federal, Sergio Torres, le autorizó a viajar –pese a estar bajo arresto domiciliario– por razones de salud. Torres reemplaza, en época estival, a Claudio Bonadío, el magistrado que ordenó el desafuero para la detención y procesamiento de la expresidenta, el arresto de Timerman, del exsecretario Legal y Técnico Carlos Zannini, así como de un grupo de colaboradores de la gestión kirchnerista a los que atribuye el delito de «Traición a la patria». Bonadío considera que formaron parte de una organización delictiva desde el Estado para dejar sin respuesta un atentado del que responsabilizan al Gobierno de Irán y por lo tanto considera un acto de guerra.

El Gobierno de Donald Trump tiene presente los desprecios y afrentas que protagonizó Héctor Timerman cuando la expresidenta le colocó al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores (2010-2015). El excanciller, además de sus sistemáticas declaraciones despectivas contra Estados Unidos, llegó a requisar en el 2011, e intentar abrir, con sus propias manos y ayuda de un alicate, un maletín de comunicaciones cifradas, de un avión del Ejército estadounidense que aterrizó en Ezeixa para impartir un curso a la Policía Federal, en concreto, al Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF).Parte de la carga, incluidos algunos medicamentos, fueron incautadas.

Aquel escándalo fue la gota que desbordó la paciencia silenciosa de Washington, diana frecuente de las invectivas del kirchnerismo desde la Casa Rosada durante doce años. La Administración Trump, ahora, aprovechó el procesamiento del excanciller para bloquearle al paso al país donde fue cónsul y embajador antes de aterrizar en Exteriores.

Héctor Timerman, de 64 años, llegó a tener pasaporte de Estados Unidos. En ese país vivió durante el exilio de su padre, el periodista Jacobo Timerman. El excanciller renunció a la nacionalidad estadounidense para poder desempeñarse como cónsul general en Nueva York. Fuentes de su entorno, mencionadas por Infobae.com, aseguran que pedirá que el departamento de Estado revise la medida.

Comparte
Síguenos en Facebook