Evo Morales: "Somos el Estado más fuerte de toda la región”

El presidente Evo Morales afirmó hoy que el Estado Plurinacional es el “Estado más fuerte” de la región y el que más ha crecido en los últimos años, gracias a la ejecución de un modelo económico propio, a partir de la nacionalización de los hidrocarburos que permitió redistribuir los ingresos, fomentar la inversión pública y privada.

"Somos el Estado más fuerte de toda la región y el que más ha crecido en los últimos años en Bolivia y Sudamérica, ahora gozamos de estabilidad económica que es ejemplo en el mundo", mencionó en su discurso en el día del Estado Plurinacional de Bolivia.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia, dijo, creció el año pasado 4,2%, el mayor en la región, con estabilidad política y social, y en medio de un contexto externo adverso. Morales subrayó que el PIB per cápita se triplicó en los últimos 12 años, de 900 dólares, cerrando en 2017 en 3.393 dólares, un récord para la economía boliviana.

“No nos hemos caído como vaticinaban algunos pesimistas, sino que en Bolivia en corto tiempo ha cambiado. Resultado es que ahora tenemos una nueva Bolivia, con desafíos y mucha esperanza”, remarcó a tiempo de señalar que la primera gran batalla fue vencer el sometimiento político y recuperar la soberanía política.

Dijo que esa batalla ganada permitió romper los lazos de dependencia de a los poderes económicos internacionales, constituyéndose en la segunda batalla, y por ello, pidió a los bolivianos no olvidar aquel histórico 1 de mayo de 2006, cuando nacionalizó los hidrocarburos que fue la palanca de la economía nacional.



Citó como una tercera batalla la justicia social consistente en pagar toda la deuda histórica que el Estado boliviano tenía con su propio pueblo, devolver al pueblo en obras y acciones todo lo que se merecía y se había sacrificado y esforzado para construir  un país por casi 200 años.

“Esta patria nueva, esta patria joven que solo tiene 12 años ahora está empeñada a librar una nueva batalla. La cuarta gran batalla nacional, que es la batalla por la independencia y la liberación tecnológica”, dijo al advertir que la tecnología está cambiando no solo a Bolivia sino al mundo.

Advirtió que si Bolivia quiere seguir políticamente soberana, es preciso reforzar y profundizar las victorias nacionales con tecnología aplicada con visión nacional y desarrollo en la educación y la producción e incluso al Gobierno.

Pidió a los jóvenes que nacieron durante su Gobierno, tomar la bandera de la revolución tecnológica para continuar la tarea empezada y llamó a otros jóvenes que desarrollan la tecnología, a visitarlo para que muestren su creación para ver cómo apoyarlos.

Morales remarcó como otra gran victoria la industrialización del gas y del litio porque antes había una especie de maldición sobre la patria que debía estar atada a la exportación de materia prima y que nunca sería un país industrial, pero dijo que cuando asumió el poder, rompió la maldición y pudo  industrializar las materias primas.

Citó como ejemplo la Planta de Urea y Amoniaco en Cochabamba que es la mayor inversión estatal en toda la historia nacional y el siguiente paso será  industrializar el litio para convertir a Bolivia el mayor productor e industrializador que tomará el control del mercado mundial del litio.

Admitió que en 12 años de Gobierno nunca tomó una medida contra el pueblo, aunque admitió errores que fueron corregidos, pero que no quitará lo que el pueblo ha ganado con sacrificio y conciencia.

Morales cerró su discurso señalando que al fin el pueblo tiene certeza que somos un pueblo digno, unido y con decisiones de futuro que ha permitido cambiar a  Bolivia, y agradeció a los exministros y a los servidores públicos que lo acompañan.

Comparte
Síguenos en Facebook