Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En el Día Nacional del Acullico, el presidente Evo Morales dijo que tarde o temprano, limpiamente, públicamente, la hoja de coca boliviana entrará a todos los países del mundo porque se puede demostrar que es alimento y medicamento.

El 12 de diciembre de 2016, el Senado promulgó la Ley 864, que declara cada 11 de enero como el Día Nacional del Acullico debido a que en 2013 Bolivia volvió adherirse a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes, de 1961, en referencia al masticado de dicho arbusto como práctica ancestral.

El acto en homenaje al Día Nacional del Acullico se realizó ayer en la mañana en la plaza Murillo, y contó con la presencia de cientos de amautas, productores, consumidores, dirigentes sindicales, autoridades de Gobierno y otras personas que reivindicaron la hoja de coca como símbolo de unidad y lucha de los bolivianos.

“Estamos aquí por primera vez en ‘kilómetro cero’ concentrados nuevamente para demostrar al mundo que la hoja de coca no es cocaína (...) Antes nuestros abuelos no podían entrar a la plaza Murillo, pero gracias a la unidad del pueblo boliviano la hoja de coca está en esta plaza”, dijo.

Defensa de la hoja sagrada

Morales recordó que la hoja de coca no sólo se defendió como parte de la economía nacional, sino como producción agropecuaria, como identidad boliviana y la dignidad gracias a la unidad del pueblo boliviano.

“Mediante una convención de las Naciones Unidas de 1961 penalizaron la hoja de coca y decidieron acabarla en 25 años. Algo que nunca podremos olvidar fue que la hoja de coca para la cultura occidental era cocaína, veneno, la hoja de coca para los gringos era veneno, aunque en algunos tiempos usaron la coca para saquear los recursos naturales como el estaño”, manifestó.

Aseguró que la unidad fue importante para lograr que el pijcheo, acullico, boleo de la hoja de coca sea despenalizado.

“Ese 11 de diciembre iniciamos una demanda internacional para que la legislación internacional, las leyes o normas internacionales reconozcan el acullico en Bolivia, y a nivel mundial hemos ganado esa batalla”, dijo.

Aseguró que durante los gobiernos neoliberales las políticas imperialistas buscaban el exterminio del movimiento indígena para quitar su identidad, pero los antepasados defendieron, se organizaron y dejaron la herencia de lucha permanente de la dignidad e identidad de los bolivianos y de la hoja de coca.

Los gobiernos neoliberales no admitían el pijcheo 

David Huayhua Condori, máximo ejecutivo del Consejo de Federaciones de los Yungas de La Paz, aseguró que ahora es posible el pijcheo de la hoja sagrada libremente, luego de su despenalización, ya que durante los gobiernos neoliberales, cuando había reuniones en los ministerios, era prohibido el consumo de coca.

“Recogían la hoja de coca, eso pasaba en nuestra patria, pero ahora podemos pijchar libremente porque tenemos un Presidente de nuestra sangre aymara, humilde y sencillo”, aseguró.

Señaló también que los padres de los actuales productores y comercializadores debían esconder la coca, incluso las diez libras que comercializaban con el objetivo de llevar el alimento diario a sus casas.

“Antes nos discriminaban y sólo querían los votos para ocupar algún cargo”.

Rocabado: “Entiendan que la coca no es droga”

“Los países del extranjero deben entender de una vez por todas que la coca en su estado natural no es droga, no es cocaína, sino salud, es educación, alimentación, por eso hay que agradecer a nuestras autoridades por dignificarla”, aseguró la ejecutiva del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), Guadalupe Rocabado.

Pidió a las nuevas generaciones que sigan dignificando el patrimonio y la cultura boliviana porque es parte de la identidad nacional.

“En este día no podemos  dejar desapercibidos a los hermanos que dieron su vida por la hoja de coca porque hay compañeras que ofrendaron su vida y ahora nos corresponde defender el acullico a nivel nacional y si se puede en el ámbito internacional”.

La dirigenta aseguró que se defenderá para toda la vida a la hoja milenaria.

El acullico es una herencia tradicional ancestral

El secretario ejecutivo de la Federación de Comerciantes Minoristas por cuenta propia de la hoja de coca, Juan Carlos Serrudo, señaló que el pijcheo o masticado de la hoja de coca es una tradición de más de 500 años.

“El masticado lo hemos heredado y esa tradición la seguimos llevando adelante porque así también heredaremos a las generaciones futuras que llevarán adelante esta tradición y cultura propia de Bolivia”, dijo durante su intervención.

Destacó el trabajo de los comerciantes detallistas porque con su trabajo coordinado en una cadena de esfuerzos hacen llegar la hoja milenaria hasta todos los rincones del país.

“Lamentablemente ningún gobierno ha dado prioridad a nuestra hoja de coca, no se ha luchado por la soberanía pero desde 2006 el Presidente hizo lo posible y ahora estamos acá por él, gracias a su defensa”.

Señaló que en la actualidad se puede bolear la hoja de coca con soberanía, ya que antes era prohibido y mal visto sin tomar en cuenta sus 14 alcaloides naturales y más de 25 nutrientes.

“No pudieron demostrar en la ONU que la hoja de coca en su estado natural hace daño, por ello nuestro deber es su permanente defensa como nuestros ancestros”.

Cocarico: La despenalización es un logro del Gobierno

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, señaló que hasta hace algunos años el acullico estaba declarado como ilegal pero gracias a la intervención del presidente Evo Morales en la ONU ahora es legal en toda Bolivia.

“Eso estamos celebrando hoy (por ayer), pero qué pena que hay organizaciones como Adepcoca que está en la vereda del frente, con los neoliberales, con la oposición, tratando de desprestigiar este día, atacando la imagen del país”, aseguró.

Aseguró que la despenalización de la coca en su estado natural es un logro del Gobierno gracias al trabajo con las organizaciones productoras.

Exportaciones

A pesar de este logro, el Ministro aseguró que por ahora es complicado exportar la coca, cuando en otros países el consumo no es legal.
“Sólo en Bolivia es legal consumir en su estado natural, la coca podemos consumirla tranquilamente en Bolivia, pero no así en Perú, Chile o Argentina”, dijo a los periodistas.

También indicó que por ahora se exporta al norte argentino porque el consumo es masivo, pero a escondidas de las autoridades.
“Tenemos el deseo de generalizar el consuno con la ayuda de empresarios que hacen energizantes y otros productos”.