Fiscal Gilbert Muñoz niega los rumores sobre su destitución

El Fiscal Departamental Gilbert Muñoz negó categóricamente todos los rumores sobre su remoción al frente del Ministerio Público, aseguró que está “de vacaciones, tengo derecho” y ratificó a este medio que “si fuera así, se lo diría sin ningún problema”.


Muñoz quiso zanjar así los rumores que desde los días de Navidad han ido creciendo en el entorno judicial y que hablan de una reunión con sus colaboradores en los que supuestamente se hubiera despedido formalmente e informado de su nuevo destino, teóricamente en una cartera de Inspectoría en la capital de la República, Sucre.

Los rumores ya se desataron luego de la llegada del Ministro de Justicia Héctor Arce Zaconeta, que inauguró oficinas de su Ministerio en el edificio de Correos de la calle Sucre. 2017 no ha sido un año especialmente bueno para el Fiscal Muñoz en el ejercicio de su profesión, pero no por ello se justifica un cambio, aseguran fuentes en su entorno.

La alargada sombra de Mario Cossío

El fiscal Gilbert Muñoz atesora una carrera meteórica dentro del Ministerio Público, donde se consolidó como Fiscal Departamental el 13 de noviembre de 2012 designado por el Fiscal General Ramiro Guerrero siendo entonces uno de los más jóvenes en asumir esa responsabilidad.

Muñoz inició su carrera como Fiscal de Materia y pronto se integró en el Programa Integral Anticorrupción (PIA), desde donde se convirtió en el azote de la gestión del ex Gobernador Mario Cossío. Muñoz fue quien firmó la acusación formal por el caso Imbolsur en 2010 que sirvió para que el Gobernador fuera suspendido en la Asamblea Legislativa Departamental y posteriormente, precipitar su huida al Paraguay. 

En 2013 el Tribunal Constitucional ya declaró inconstitucionales los artículos de la Ley Marco de Autonomías con los que se suspendió a Mario Cossío por no salvaguardar la presunción de inocencia, pero el mazazo llegó después, en 2016, cuando el Tribunal que juzgó el emblemático caso Imbolsur en rebeldía lo absolvió de toda culpa. 

A final de 2016 si consiguió una sentencia por el caso Tojo La Verdiguera y a principio de 2017 otra de dos años de cárcel y cinco de inhabilitación por la Piscina Olímpica, sin embargo algunos de sus enemigos ya habían empezado a cuestionar su continuidad.

Las polémicas de 2017

Muñoz, que tiene especial habilidad para detectar los casos más polémicos, ha ganado más enemigos en 2017 por su desempeño profesional, donde le ha puesto especial atención a los casos de feminicidio, que a diferencia de lo que pasaba en 2016, los seis registrados cuentan con sospechosos detenidos. También ha logrado sentencias importantes por estos casos en este año.

No son las únicas polémicas, en 2017 ha abierto una investigación por legitimación de ganancias ilícitas contra el ex alcalde Óscar Montes, sustentada sobre 32 propiedades inmobiliarias registradas a su nombre y al de su familia más cercana. Es una investigación más sobre el ex alcalde que el lunes enfrenta sus primeros juicios por estos hechos. La investigación y el tratamiento dado no ha gustado en algunos sectores del Movimiento Al Socialismo que han cuestionado el trabajo del Fiscal Departamental aprovechando otro caso discutible.

Muñoz organizó la aprehensión del director del Servicio Departamental de Caminos (Sedeca) Omar Molina por una presunta obstaculización en la investigación por la compra de cemento asfáltico para el tramo Yesera Santa Ana seis meses después de su entrega. La denuncia se admitió y se dio espectacularidad luego de que unos meses antes, en agosto, se hubiera rechazada al entender los argumentos de que se movilizó un cemento a punto de caducar desde otra obra.

Muñoz anunció que por ese caso se iba a pedir el encarcelamiento preventivo del Gobernador Adrián Oliva, sin embargo la debilidad de los argumentos dejaron mal parada la intervención.

Mientras Muñoz agilizaba procesos sobre Montes y Oliva, los casi 40 procesos sobre el ex gobernador Lino Condori languidecían, algo que tampoco gusta en ciertos sectores del MAS donde consideran necesario el sacrificio para lavar la cara al partido.

El Fiscal Gilbert Muñoz ha descartado que estas luchas de poder hayan afectado de alguna manera a su posición y rechazó tajantemente estar formando parte de una destitución, sustitución o cambio de funciones en la Fiscalía Departamental.

Muñoz y Guerrero, larga relación

TEl Fiscal Departamental fue designado el 13 de noviembre de 2012 por el entonces recién posesionado Fiscal General Ramiro Guerrero. Desde entonces siempre ha ratificado su decisión en cada cambio de gestión.

Muñoz de hecho es el segundo en la línea de transmisión del mando del Fiscal General en caso de viaje o baja. Normalmente asume el Fiscal Departamental de Chuquisaca, Roberto Ramírez.

El Fiscal General Ramiro Guerrero no se ha prodigado por Tarija en los últimos años, aunque si estuvo al corriente de casos especialmente sensibles, como la desaparición del periodista Cristian Mariscal y otros.

Comparte
Síguenos en Facebook