Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las agendas y las estrategias del oficialismo y de la oposición cambiaron desde el 22 de enero. Mientras que Evo Morales y Álvaro García Linera suavizan su mensaje y van a las ciudades en busca de la nueva clase media que parece estar descontenta con su gestión de Gobierno, se ha dado un afloramiento de tuits y declaraciones en las cuentas opositoras, que parecen cambiar de tono y pasan de comentar los hechos del Gobierno a proponer una agenda informativa propia. 

Así, mientras el Gobierno trata de recuperar el terreno perdido en el último año, la oposición trata de aprovechar el descontento que se hace patente en las movilizaciones callejeras como las que hoy se vivirán en Santa Cruz de la Sierra. A las 16:00, unos 60 clubes de motos, cuadratracks y vehículos 4x4 harán una caravana desde el octavo al segundo anillo de la avenida Cristo Redentor. Dos horas más tarde, Promociones Unidas, la organización que convocó a la marcha más grande que ha visto la ciudad de los anillos desde los cabildos, convocó a formar un círculo de luz en el segundo anillo. La movilización durará hasta las 20:00 y será una manifestación con antorchas. 

Movimientos

Ayer, el presidente Evo Morales se planteó revisar la agenda 20-25 para incluir a las nuevas generaciones, a las nuevas clases medias, a los tres millones de bolivianos que pasaron de ingresos bajos al estrato de ingresos medios en su Gobierno. Según las estadísticas oficiales, la población boliviana ya no puede ser representada por una pirámide de base ancha, sino por una especie de pentágono orondo, con una línea media bastante ensanchada. Para Morales, las nuevas clases medias no han vivido con las dificultades de sus padres y ahora salen a las calles a protestar. “Me ha sorprendido que antes marchaban los campesinos y pobres de los barrios, ahora marchan en (zonas residenciales como) Equipetrol y la zona sur de La Paz, hasta eso cambió, es sorprendente lo que está pasando en Bolivia, por tanto, me di cuenta de que la agenda 2025 hay que revisar, hay que mejorar, hay que recoger las nuevas aspiraciones”, dijo según la ANF.

El cambio de tono también se lo vio en el vicepresidente. García Linera entregó 60 casas en Santa Cruz de la Sierra y en lugar de describir una serie de mensajes racistas, como hizo la semana pasada, adoptó un tono más calmado y paternalista, asegurando que el presidente y él piensan a diario en el morador de las ciudades y en cómo mejorar sus condiciones de vida. Ambos discursos, según Hugo Siles, viceministro de Autonomías, demuestran que el Gobierno siempre ha tratado de trabajar para todos, desde el indígena más pobre hasta para el empresario. Dice que eso es comprobable en los números, que si bien se sacó a tres millones de la pobreza, también los empresarios han tenido ganancias de hasta el 300%. 

Hay más cambios. Desde esta semana, Demócratas ha logrado interpelar con más fuerza al MAS, tanto que incluso la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, los responsabiliza de la abrogación del código. A eso se suma el cambio de estrategia en Twitter de Costas, que aparece como más cuestionador. Según su vocero y secretario de Gobierno, Vladimir Peña, el gobernador le ha comenzado a dar mayor importancia a las redes sociales, porque entiende que en las últimas batallas electorales las redes han tenido mucha influencia. 

Sin embargo, asegura que no ha habido cambio de actitud de Demócratas, recuerda que hicieron campaña por el voto nulo el 3-D y por el No en el 21-F y que varios escándalos de corrupción del Gobierno fueron investigados por asambleístas de su partido. Siles ve en este cambio de estrategia el miedo de la oposición a enfrentar a Evo en las urnas en 2019, algo que asegura es irreversible. Peña, desde su vereda, observa una pérdida de visión estratégica en el Gobierno desde la ausencia del exasesor Wálter Chávez. 
Víctor Hugo Valda, vocero de la Coordinadora de Defensa de la Democracia, organización que aglutina a plataformas y cívicos movilizados contra el Código Penal y la repostulación, aclara que no son opositores al Gobierno. “Vemos a los políticos de oposición tratando de capitalizar lo que hace la ciudadanía y al Gobierno queriendo desmerecer a los ciudadanos. Esta victoria es del ciudadano de a pie”, dijo Valda. 


7/TENDENCIAS/carousel