Investigan a la vicepresidenta de AfD por islamofobia en Twitter

EFE
La Fiscalía alemana admitió ayer a examen una denuncia de la policía contra Beatrix von Storch, vicepresidenta del partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD), instancia en la que incluyó además a la presidenta del grupo parlamentario Alice Weidel.

El motivo de la demanda es un mensaje difundido por Storch a través de Twitter en el que criticaba que la policía alemana emitiese comunicaciones en árabe destinadas a «hordas de hombres musulmanes dispuestos a violencia en grupo». Von Storch se refería a los tuits en árabe, además de francés, inglés y alemán, con los que la policía llamaba en Nochevieja a celebrar de forma «pacífica y respetuosa» la entrada de año. «¿Qué diablos está pasando en nuestro país? ¿Por qué tuitea una página oficial de la policía en árabe? ¿Creen ustedes que van a lograr moderar a esas bárbaras hordas de musulmanes dispuestos a la violencia en grupo?», escribió Von Storch.

Colapso en las redes
La diputada de AfD causó con su reacción un colapso de las redes sociales de la policía alemana, desbordadas por las visitas y por los comentarios de crítica. La red social bloqueó la cuenta von Storch por considerar que el mensaje era «islamófobo» y que vulneraba las leyes de protección contra los mensajes de incitación al odio. La presidenta de AfD, Alice Weidel, reaccionó por su parte a esa medida con un mensaje en Facebook en el que denunciaba la «censura» y se reiteraba en las críticas al uso de la lengua árabe por parte de la policía de Colonia.

«En eventos sociales de afluencia internacional, relativamente recientes en esta ciudad, es habitual que la policía se dirija en distintos idiomas a los usuarios para facilitar la comunicación», defendía anoche un portavoz policial que recordaba que en el último año han sido contratados 1.400 nuevos efectivos, en cuya selección ha sido muy valorado su conocimiento de idiomas, y que insistía en que, a partir de ahora, el asunto del tuit queda en manos de los tribunales.

Tras obtener un 12,6 % de los votos en las elecciones de septiembre y convertirse en la tercera fuerza parlamentaria, AfD anota la primera denuncia contra dos de sus más destacadas representantes.

Comparte
Síguenos en Facebook