Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Con el adelanto de las elecciones presidenciales en Venezuela para antes del próximo mayo, Nicolás Maduro piensa arrasar en los comicios y atornillarse en el poder durante seis años más. Para ello cuenta con un sistema electoral hecho a su medida y la profunda división que sufre la oposición venezolana, que por el momento no cuenta con un candidato único que le haga frente.

Diosdado Cabello, considerado número dos del régimen bolivariano, anunció este martes el decreto de convocatoria de los comicios presidenciales para «el primer cuatrimestre del año», aprobado por unanimidad por la Asamblea Constituyente, un organismo cuestionado por inconstitucional tanto por la oposición como por la comunidad internacional.

El adelanto electoral busca también aprovechar la racha triunfal de las tres votaciones celebradas en 2017, que han sido calificadas como «fraudulentas» por los dirigentes opositores. Se trata de la propia elección de la Asamblea Constituyente el pasado julio, la de gobernadores en agosto y las municipales en diciembre.

En estas últimas el régimen llegó a recabar más de nueve millones de votos de forma dudosa a través del chantaje con el «carné de la patria», que habilita el acceso a comida y otros beneficios, denuncian los opositores. Maduro se siente poderoso con estos resultados y pretende repetir otra victoria con las presidenciales sin modificar el sistema electoral que denuncia la oposición.

La oposición, bajo la presión oficialista
Los partidos que integran la coalición Mesa de la Unidad Democrática han sido forzados a revalidar su estatus ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) de manera inconstitucional el próximo fin de semana, con menos de diez horas de registro de firmas, so pena de ser inhabilitados y no poder participar en las presidenciales.

Haciendo de tripas corazón, una serie de partidos opositores van a validarse con una tarjeta unitaria el próximo fin de semana. Andrés Velásquez, dirigente del partido La Causa R, aseguró que los partidos políticos Voluntad Popular (VP), Movimiento Progresista de Venezuela (MPV), La Causa Radical, Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) y Proyecto Venezuela se presentarán con la tarjeta de la MUD para los comicios presidenciales.

La convocatoria se produce al día siguiente de que la UE acordara sanciones para Cabello y otros seis altos cargos del régimen bolivariano. Henry Ramos Allup, secretario general del partido Acción Democrática y expresidente de la Asamblea Nacional, relaciona precisamente el adelanto electoral con las sanciones. «Anuncian celebración de elecciones en un lapso inminente como represalia a las sanciones», declaró este martes.

Ramos Allup propone celebrar elecciones primarias de la oposición para escoger un candidato unitario. La fecha se anunciaría en los próximos días.

El también opositor Henrique Capriles, de Primero Justicia, exgobernador del Estado Miranda y excandidato presidencial, apeló a la «unidad» para «recuperar la democracia».

En esta línea, el expresidente del Parlamento Julio Borges, del mismo partido, comentó ayer que los venezolanos están hoy como hace 60 años. Se refería a la caída el 23 de enero de 1958 de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. «Como hace 60 años, todos los venezolanos tenemos que dar la mayor muestra de unidad para rescatar a Venezuela de la cúpula que quiere atornillarse en el poder para siempre y no permite la democracia y el voto libre en nuestro país», aseguró.

Así mismo, el dirigente de Voluntad Popular Freddy Guevara llamó a la «unidad de todos contra la dictadura para conquistar la libertad del pueblo. Para ello pidió a los partidos del frente opositor «dejar de lado» sus intereses. Guevara permanece en la Embajada de Chile en Caracas.



El alcalde metropolitano de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, denunció desde Santiago de Chile «un nuevo capítulo de la farsa de la Asamblea Nacional Constituyente» y calificó la convocatoria de elecciones presidenciales «una patada al reclamo democrático del pueblo venezolano». Ledezma se reunió el pasado lunes en la capital chilena con el presidente del país, a quien pidió ayuda para «frenar la tiranía» de Maduro.

Jesús Seguías, director de la empresa demoscópica Datincorp, vaticina que Maduro podría arrasar en las presidenciales si la oposición no acuerda cuanto antes un candidato unitario que se enfrente a la poderosa maquinaria chavista-madurista que controla las instituciones. Sin duda, «estamos ante un vacío muy peligroso que debiera obligar a los políticos de oficio a reaccionar, a entenderse, para ponerle punto final a la tragedia que conmueve a la nación», apunta.

7/TENDENCIAS/carousel