Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Cientos de efectivos de la Policía Boliviana se movilizaron este lunes hasta las carreteras donde el transporte pesado había anunciado que instalaría puntos de bloqueo en demanda de la abrogación del Código Penal. Hasta las 07.00 no había comenzado la medida de presión.

En Santa Cruz, la doble vía La Guardia permanecía despejada con fuerte control policial para evitar las protestas. Lo mismo ocurría en puerto Pailas, en la ruta hacia Beni.

El comandante departamental de la Policía, Rubén Suárez, informó a la red PAT que se dispuso el despliegue policial con la instrucción de evitar “perjuicios a terceros”.

“Siempre hemos sido bien claros en esta situación…las carreteras no pueden estar obstruidas porque perjudican las actividades de otras personas. Tenemos una cantidad considerable (de policías) para poder ir al lugar y evitar que las carreteras sean bloqueadas”, anunció.

La carretera al norte también se encontraba expedita hasta las 07.00. La red ATB mostró desde el lugar que, cerca al aeropuerto de Viru Viru, también se encontraban desplegados policías en camionetas que hacían vigilancia en la zona.

En La Paz el panorama era parecido. La salida a Oruro, a la altura de Senkata, se encontraba vigilada por efectivos de la Policía Boliviana. En Cochabamba, hasta esa hora tampoco se habían instalado puntos de bloqueo.

No obstante este paronama, en la Terminal de Buses de La Paz se dispuso la suspención temporal de la salida de buses "por precaución", informó Cadena A.

Tres sectores del transporte pesado ratificaron para este lunes el inicio de un paro indefinido en demanda de la abrogación del Código del Sistema Penal.

El dirigente Óscar Reynolds dijo que hasta este domingo no habían recibido ninguna invitación del Gobierno para discutir sobre su demanda, lo que hizo que ratifiquen su medida de presión.

“Lamento que las autoridades del Gobierno no hayan podido resolver estos problemas, ya que caso contrario no hubiéramos llegado a esta situación”, afirmó.

La medida de presión de los transportistas comienza a 47 días del paro indefinido que sostienen los médicos de Bolivia, también por cuestionamientos el Código Penal. Ellos solicitan la derogación del artículo 205, pedido al que el Gobierno accedió pero no logró desactivar la protesta. 

7/TENDENCIAS/carousel