Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
AFP
La tormenta invernal Eleanor se abatía este miércoles sobre Europa occidental con fuertes vientos que causaron tres muertos, obligaron a parar el tráfico aéreo y de ferrocarril y dejaron a miles de personas sin electricidad.

Un esquiador murió al caerle encima un árbol en Morillon, en los Alpes franceses, y una pareja de españoles fue arrastrada por el mar en una zona costera del País Vasco español, mientras contemplaban el oleaje.

Al menos 26 personas resultaron heridas, cuatro de ellas graves, en Francia, donde varios aeropuertos y trenes quedaron paralizados.

Otra persona resultó herida al caerle encima también un árbol en el pueblo holandés de Heesch. En el centro de Suiza, en la localidad de La Lenk, descarriló un vagón y ocho personas resultaron heridas.

El fuerte viento, de hasta 163 km/h en Suiza y 147 km/h en el norte de Francia, obligó a cerrar durante unas horas los aeropuertos franceses de Estrasburgo y Basilea-Mulhouse (compartido con Suiza).

En el aeropuerto parisino Charles de Gaulle, el 60% de las salidas sufrieron retrasos, así como un tercio de las llegadas, y algunos vuelos tuvieron que desviarse hacia otros destinos.

El viento atizó varios incendios en la isla francesa de Córcega, donde todos los vuelos con salida y destino a los aeropuertos de Bastia, Calvi y Figari quedaron anulados.

Los aeropuertos de Amsterdam-Schipol, Fráncfort y Zúrich también sufrieron percances.

Unos 35.000 hogares seguían sin electricidad el miércoles por la noche en Francia.

La Torre Eiffel, que recibe a unos seis millones de visitantes cada año, estuvo cerrada durante unas horas, y la capital francesa cerró todos sus parques durante el día por temor a la caída de árboles.

En los Alpes, numerosas estaciones de esquí tuvieron que cerrar durante la jornada. Una veintena de esquiadores tuvieron que ser evacuados de una telecabina en Kitzbühel, en Austria, a causa de una avería.

Las autoridades elevaron el riesgo de avalancha a cuatro sobre un nivel máximo de cinco en varias zonas del país.

En Reino Unido, la fuerte lluvia y crecida de las aguas obligó a cerrar la barrera del río Támesis, que protege de inundaciones a Londres.

"Se produjeron fuertes lluvias en el sur de Reino Unido con granizo, y truenos y relámpagos fuertes que despertaron a la gente", dijo la meteoróloga Becky Mitchell.

En el noroeste de Inglaterra, los vientos alcanzaron a los 160 kilómetros por hora, y los vehículos volcados y las ramas causaron varios cortes en autopistas.

En Irlanda, la compañía eléctrica ESB anunció que había restablecido la electricidad a 123.000 clientes, pero que 27.000 seguían sin luz.

Bélgica y partes de España estaban en alerta "naranja", el segundo nivel más peligroso, y las autoridades pidieron cautela a la gente que se aventure fuera de su hogares.

Eleanor es la cuarta gran tormenta en golpear Europa desde diciembre. 

7/TENDENCIAS/carousel