MAS acelera abrogación del Código Penal y Conade evaluará su futuro

El Movimiento al Socialismo acelera la aprobación de un proyecto de ley que abrogue el nuevo Código del Sistema Penal, en una sesión convocada para este martes, mientras el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) espera la promulgación de esa norma para evaluar su futuro, tomando en cuenta que dentro su agenda de creación aún está pendiente el tema del 21F y respeto a la Constitución.

La Cámara Baja fue convocada a sesión plenaria a las 16:30 horas, cuando se presentará un proyecto de “ley corta” que será discutida y aprobada en la Cámara de Diputados, luego sancionada por el Senado y posteriormente promulgada por el presidente Evo Morales, dejando sin efecto los 670 artículos que tiene el Código Penal.

“Será un trámite rápido para darle una solución definitiva a ese cuestionamiento producto de un complot de una guerra virtual que ha generado la oposición”, declaró a Erbol el diputado David Ramos al descartar ya la existencia de cualquier argumento para continuar con las movilizaciones sociales.

Para el asambleísta, luego que la COB descartara seguir en el Conade, los únicos que se quedaron para generar conflicto por el 21F, son los comités cívicos a nivel nacional que actúan como operadores políticos de la derecha y la oposición, pero también están los funcionarios del neoliberalismo como Carlos Sánchez Berzaín y Manfred Reyes Villa y la ONG de Oscar Ortiz.

Sin embargo el rector de la UMSA  Waldo Albarracín dijo que el respeto al 21F es una demanda latente de la población y ya depende de las organizaciones o entidades cívicas organizarse, para exigir al Gobierno se cumplan los resultados del referendo del 2016.

No aseguró que tras la abrogación, el Conade se pueda disolver porque está compuesta por tres entidades como la Central Obrera Boliviana (COB) y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, entidades que deben hacer su propia evaluación.

Albarracín cree que es importante que estos días la gente se organice mejor en un ente que concentre las movilizaciones en los nueve departamentos y a ese nivel se puedan definir acciones más grandes para materializar este derecho del pueblo, porque en democracia, el soberano es la máxima autoridad.

La Central Obrera Boliviana ratificó, entre tanto,  el estado de emergencia a la espera de la abrogación del Código a través de una ley que sea publicada por la Gaceta Oficial, y una vez plasmada así, asumirá un aposición.

En  un comunicado exhortó al Gobierno a dejar de lado la soberbia, despojarse de toda beligerancia y discurso malicioso como lo hace el vicepresidente Álvaro García Linera, y no mentir más a la población.

Comparte
Síguenos en Facebook